Un alumno fue doblemente cortado ayer por un compañero en una secundaria en Queens (NYC) como resultado de un supuesto mensaje de texto con tono amenazante. Fue el primer hecho sangriento en una escuela de NYC cuando apenas comienza el año 2023-24.

Un supuesto mensaje de texto con tono amenazante provocó un ataque con arma blanca que dejó a un alumno herido ayer en una escuela secundaria en Queens (NYC).

La víctima, un estudiante de 16 años, recibió un corte en el brazo y la muñeca derechos en el enfrentamiento sucedido a las 11:30 a.m. dentro de “Newtown High School en 90th St.” cerca de 48th Ave. en Elmhurst, según la policía de Nueva York.

El herido fue trasladado al Hospital Elmhurst. El supuesto victimario, un joven de 15 años, huyó del lugar, pero fue arrestado al otro lado de la calle, informó Daily News.

NYPD dijo que parece que los dos estudiantes habían discutido sobre un mensaje de texto anterior en el que el sospechoso amenazaba a la víctima. No está claro el contenido de esa comunicación.

Se trata de quizá el primer hecho sangriento en una escuela de NYC cuando apenas comienza el año 2023-24. El anterior registró varios incidentes de violencia, e incluso durante las clases de verano un alumno de 14 años fue asaltado por un grupo y apuñalado en el estómago a plena luz afuera de una escuela en Queens, el mes pasado.

Un reciente reporte de NYPD alertó que los apuñalamientos mortales han subido 29% este año en la ciudad en comparación con antes de la pandemia (2019). Los ataques con armas blancas se han vuelto más frecuentes en diversos escenarios: calles, edificios, hogares, buses, Metro, fiestas, escuelas y hasta establecimientos comerciales y zonas de cajeros automáticos ATM.

Los jóvenes son cada vez más protagonistas en la violencia armada de Nueva York como víctimas y victimarios, particularmente balaceras y ataques con armas blancas.

En septiembre de 2022 un informe de NYPD encontró que la reincidencia entre los adolescentes había aumentado drásticamente durante los últimos cinco años y el número de pistoleros y sus víctimas menores de edad se había triplicado. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *