Joshua Schulte, condenado por la filtración más grande en la historia de la CIA, ahora ha sido acusado en Nueva York de transportar y poseer miles de imágenes y videos de pornografía infantil. El ingeniero de 34 años alega que el FBI lo incriminó en venganza.

Joshua Schulte, condenado en julio de 2022 por llevar a cabo la filtración más prolífica en la historia de la CIA, ahora ha sido acusado en Nueva York de transportar y poseer miles de imágenes y videos que muestran violaciones y abusos sexuales de niñoshallados por el FBI.

Hoy estaba previsto que comenzara en Manhattan el tercer juicio contra Schulte (34), un ex ingeniero de la CIA, esta vez incluyendo acusaciones de pornografía infantil, reportó Daily News.

Los federales dicen que Schulte trajo las imágenes y videos a Nueva York en 2016 cuando se mudó desde los suburbios de Washington DC para trabajar en una empresa de servicios financieros. Supuestamente la carga estaba almacenada en la computadora de escritorio de su casa, bajo capas de cifrado y categorizada según las identidades y características de las víctimasincluyendo niños muy pequeños.

Uno de los actos de espionaje más descarados y dañinos en la historia de Estados Unidos”

Los fiscales afirman que el FBI encontró los perturbadores archivos usando una contraseña en uno de sus teléfonos celulares durante la investigación sobre sus filtraciones en la CIA. Schulte ha argumentado, sin pruebas, que el FBI lo incriminó por lo que hizo en la CIA. No se le permitirá presentar ese alegato en el juicio.

En su caso previo de espionaje, los jurados rechazaron su defensa de que filtró materiales altamente confidenciales como venganza contra sus compañeros de trabajo y superiores por pequeñas disputas. Fue juzgado por primera vez en 2020, pero un jurado estancado no pudo llegar a un veredicto.

Wikileaks informó en 2017 sobre las herramientas de piratería de la CIA personalizadas que filtró Schulte, describiendo cómo la agencia vigila a los adversarios extranjeros, incluido el espionaje de personas a través de sus teléfonos celulares y fijos, televisores e incluso automóviles. Schulte tuvo acceso a los materiales almacenados mientras trabajaba como administrador de sistemas en una unidad de piratería de élite de la CIA protegida por guardias armados.

Después de su condena en el verano de 2022 tras el segundo juicio el fiscal federal de Manhattan, Damian Williams, describió la filtración de Schulte como “uno de los actos de espionaje más descarados y dañinos en la historia de Estados Unidos”.

El juez Jesse Furman confirmó recientemente la condena de Schulte por los cargos de espionaje y piratería informática y desestimó un cargo que alegaba que mintió al FBI.

Todos los nuevos cargos son meras acusaciones y se presume que las personas procesadas son inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad en un tribunal.

En un caso similar Kevin Tomafsky, ex asistente del republicano Chris Christie cuando ejercía la gobernación de Nueva Jersey (2010-2018), fue arrestado bajo cargos de que pagó para participar en un acto sexual con una niña de seis años y poseía miles de artículos de pornografía infantil en la casa donde vivía con su madre.

En agosto un joven maestro de escuela pública de la ciudad de Nueva York fue detenido como sospechoso de intercambiar mensajes de texto sexuales con un estudiante de 16 años.

También ese mes un profesor de matemáticas fue demandado, despedido y acusado de cargos de abuso infantil por supuestamente filmar con su celular a un estudiante hispano de 11 años en el baño de una prestigiosa escuela católica de varones en Manhattan (NYC).

En julio Richard Leaf, ex profesor y conocido locutor deportivo de las escuelas secundarias del condado Westchester (NY) de 75 años, admitió haber recibido pornografía infantil. En junio Steven Marksberry, oficial de la policía de Nueva York asignado en El Bronx, fue arrestado en su casa en Long Island por presunta posesión de pornografía infantil.

En abril Damon Rallis, ex vicepresidente del Comité Demócrata de Southold Town (Long Island) y ex líder de la tropa de Boy Scouts de esa ciudad, se declaró culpable de distribuir pornografía infantil. También ese mes un trabajador latino de la construcción fue acusado de consumir pornografía infantil en Nueva Jersey.

El Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC) alertó desde 2020 sobre un aumento en los casos de pornografía infantil por el mayor tiempo de adultos y niños en línea. Si usted es víctima o sospecha que alguien algún está siendo maltratado, sobre todo si es un menor de edad o anciano:

Busque ayuda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *