Cierre fronterizo impacta en comercio del Distrito Nacional

El bloqueo de los accesos fronterizos de la República Dominicana con Haití, por el desvío de las aguas del río Masacre, representa grandes pérdidas económicas para quienes son parte del comercio binacional.

Sin embargo, esta precariedad no se concentra únicamente en el sur y oeste del territorio dominicano, ya que también negocios del Distrito Nacional son afectados.

Entre calles sucias por alimentos descompuestos y el exceso de basura, algunos comerciantes del Pequeño Haití, ubicados en la calle Benito Monción, rechazaron ayer las medidas dispuestas por el presidente Luis Abinader, pues estiman que amenazan el sustento económico de sus familias.

Los extranjeros que ofrecieron declaraciones decidieron proteger sus identidades por temor a represalias o ser repatriados por la Dirección General de Migración (DGM).

“Esto es un abuso, el gobierno va a hacer que haya mucha hambre aquí y en Haití”, manifestó Gina, residente en tierra dominicana luego de emigrar de Haití hace 20 años.

Algunos comerciantes minoristas del Pequeño Haití indicaron que han dejado de recibir en la semana alrededor de seis camiones de carga, provenientes de Haití, a los cuales venden sus mercancías.

“Más de seis camiones grandes no pueden venir por el cierre de la frontera”, acotó Domínguez, quien es haitiano y tiene 36 años laborando en los establecimientos.

Agregó que los empresarios haitianos compran en el Pequeño Haití artefactos de construcción y alimentos para abastecer a su país debido a la falta de producción.

“Ellos vienen aquí a comprar desde cajas de huevos, hasta fundas de cemento en cantidad”, señaló Domínguez.

Durante el recorrido de periodistas de LISTÍN DIARIO por la zona del mercado, las tiendas de santería y los anuncios dirigidos para personas que hablen el haitiano criollo resaltaban en muchas calles. “Rechaj Isit, Recarga aquí”, tenía pintada una pared cercana a un local donde vendían celulares.

Ayuda

Alfonso, quien tiene cuatro hijos, pidió al presidente Abinader resolver pacíficamente el conflicto con el vecino país, para que la economía de las familias haitianas y dominicanas no sean impactadas de manera negativa.

“Abinader debe entender que muchos dependemos del comercio con Haití. Eso está afectando hasta aquí en la capital”, indicó Alfonso, al igual que otros haitianos.

Pese a no haber nacido en alguno de los hospitales nacionales, precisamente en medio de esta crisis, estos haitianos manifestaron su sentido de pertenencia por la República Dominicana, motivado por los tantos años que tienen residiendo y el afable recibimiento de sus ciudadanos.

“Yo soy dominicana, me siento dominicana, no haitiana”, declaró una vendedora de perfumes con acento creol.

Construcción

El sector de la construcción es una más de las partes aquejadas por las intervenciones militares en la línea fronteriza, limita la demanda de empleados que suplen a los habitantes del vecino Estado, contrarrestando la falta de interés de los dominicanos para laborar en la edificación de viviendas.

“Este problema con Haití hace que el personal sea menos porque, como todos saben, aquí los dominicanos no quieren trabajar en la construcción, los únicos que lo hacen son los haitianos”, indicó un maestro de una obra en proceso de levantamiento en el Distrito Nacional, quien no reveló su nombre.

Medidas

El presidente Abinader ordenó desde las 6:00 de la mañana de ayer el cierre de las fronteras marítima, terrestre y aérea.

Asimismo, las operaciones de cargas y los vuelos de pasajeros que tiene como destino Haití están suspendidos.

Por otro lado, los representantes de ambos Estados dialogan para garantizar una pronta solución ante esta crisis diplomática.

SALIDA DE VUELOS

En las últimas horas se ha incrementado la salida de pasajeros haitianos hacia diferentes países de Centroamérica y Sudamérica por el aeropuerto Internacional de Las Américas, tras el cierre ordenado por el gobierno de la frontera dominicana con Haití, así como el tráfico aéreo y marítimo entre los dos países.

Según pudieron contactar reporteros acreditados en la terminal aeroportuaria, en las últimas horas se ha registrado un flujo considerable de haitianos saliendo con destino a Costa Rica, Venezuela, Ecuador, Nicaragua, Colombia y Panamá, entre otras naciones.

Los extranjeros regularmente abordan los vuelos de las aerolíneas Arajet Airlines y Copa Airlines que realizar vuelos regulares en la terminal de Las Américas, José Francisco Peña Gómez, con destino a naciones de Centroamérica y Sudamérica.

Se supo en el aeropuerto, que muchos de los haitianos que están saliendo son personas de clase media alta que residen en Santo Domingo y otros que previo al cierre del paso fronterizo se trasladaron a República Dominicana para tomar un avión y moverse a esos destinos.

Un ejecutivo de unas de las aerolíneas que operan vuelos regulares hacia esos países explicó que últimamente han aumentado las reservaciones de haitianos para salir en los vuelos hacia Costa Rica, Ecuador, El salvador y Nicaragua.

En medio de una creciente tensión en la región, la construcción de un canal de riego ha desencadenado una serie de conflictos entre República Dominicana y Haití.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *