Un anciano de 85 años que pasó dos décadas preso falsamente acusado de matar en NY al legendario activista Malcolm X, presentó otra demanda, esta vez alegando que el FBI ocultó pruebas para proteger sus operaciones encubiertas contra el movimiento de derechos civiles de los afroamericanos.

Muhammad Aziz, anciano de 85 años que pasó dos décadas preso falsamente acusado de matar en Nueva York al legendario activista Malcolm X en 1965, presentó otra demanda, esta vez alegando que el FBI y su fundador J. Edgar Hoover ocultaron pruebas que apuntaban al verdadero asesino para proteger las operaciones encubiertas de la agencia contra el movimiento de derechos civiles de los afroamericanos.

En la demanda consignada el jueves contra el gobierno federal, Aziz describe una serie de informes y pruebas del FBI que respaldan su inocencia en el homicidio y expone cómo Hoover y el FBI mantuvieron esas evidencias en secreto durante su juicio y años después.

El peor delincuente de todos fue el FBI, y nunca reconocieron su papel en este caso y mucho menos hicieron algo para expiarlo”

Aziz pasó 20 años presos y su difunto coacusado, Khalil Islam, 22. Ambos fueron sentenciados en un juicio en la Corte Suprema de Manhattan plagado de irregularidades. Los herederos de Islam, fallecido en 2009, presentaron una demanda similar también el jueves.

Ambos hombres fueron exonerados en 2021 después de una investigación realizada por el entonces fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus Vance. El año pasado, la ciudad y el estado Nueva York acordaron pagar a Aziz y a los herederos de Islam $36 millones de dólares en otra demanda.

“El peor delincuente de todos fue el FBI, y nunca reconocieron su papel en este caso y mucho menos hicieron algo para expiarlo”, dijo al Daily News el abogado de Aziz, David Shanies. “Se trata de compensar a una persona cuya vida fue destruida, y eso es algo que ningún dinero puede arreglar”.

“Los empleados del FBI ocultaron esta información con el propósito de… proteger y ocultar el alcance, la naturaleza y las actividades de su ‘Programa de Contrainteligencia’ interno, también llamado ‘COINTELPRO’, y para desviar la culpa de individuos a quienes ciertos empleados del FBI no querían ver procesados por sus crímenes”, alega la demanda de Aziz.

A través de COINTELPRO, el FBI infiltró movimientos políticos y sociales nacionales, y Hoover ordenó a la oficina que “exponga, desbarate, desvíe, desacredite y neutralice de otro modo” a los grupos de activistas negros, agrega la querella.

Tres hombres armados, uno de ellos con una escopeta, asesinaron a Malcolm X el 21 de febrero de 1965 dentro del Washington Heights Ballroom del Alto Manhattan frente a una multitud horrorizada de 400 personas que incluían informantes y agentes encubiertos de la policía de Nueva York y el FBI.

Aziz, un veterano de la Marina de Estados Unidos que cumplió múltiples períodos de servicio, tenía 26 años y dos hijos cuando fue arrestado por el asesinato de Malcolm X.

En febrero pasado Ilyasah Shabazz (60), hija del legendario activista Malcolm X, también anunció que planeaba demandar por $100 millones de dólares a la CIA, el FBI y la policía de Nueva York por presuntamente ocultar pruebas relacionadas con el asesinato de su padre.

Se abrió una revisión del caso a principios de 2020 después de que la serie documental de Netflix “¿Quién mató a Malcolm X?” planteara serias dudas sobre la culpabilidad de Aziz e Islam, conocidos en ese momento como “Norman 3X Butler” y “Thomas 15X Johnson”.

Al momento del anuncio de exoneración en 2021 ya Aziz estaba libre. Cy Vance -entonces Fiscal de Manhattan- se disculpó y reconoció la “gravedad del error” en una entrevista con The New York Times.

Mujahid Halim, puesto en libertad condicional en 2010, admitió haber participado en el asesinato y sostuvo que los otros dos acusados no eran culpables. Islam salió en libertad condicional en 1987, dos años después de Aziz.

Irónicamente, días después del anuncio de la exoneración en noviembre de 2021, Malikah Shabazz (56), otra hija del legendario asesinado luchador de los derechos civiles Malcolm X, fue encontrada muerta en su casa de Brooklyn (NYC). Según la policía, falleció por causas naturales.

Malcom X nació en 1925 bajo el nombre de Malcolm Little, y tras convertirse al islamismo pasó a llamarse Malik el-Shabazz.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *