Alrededor del área donde está en construcción un canal de riego para el trasvase de agua del río Masacre, un grupo de haitianos practicó una ceremonia ritual que, según dijeron sus ejecutores, va dirigido contra los militares dominicanos que protegen la frontera.

Durante esta práctica de hechicería, utilizaron un cráneo humado, polvo y sal, y en su momento final enterraron vivo un gallo frente a soldados del Ejército dominicano, según informaron ayer medios de comunicación haitianos.

Según informes, ya son varios los rituales puestos en práctica por grupos que defienden la construcción del canal, una obra causante del conflicto existente entre Republica Dominicana y Haití. La semana pasada se reportó que en el cementerio viejo del municipio Dajabón, haitianos practican actos de brujería en horas nocturnas, profanan tumbas, roban objetos dejados a los difuntos y hasta han atacado a plena luz del día a dominicanos que acuden al camposanto a visitar a parientes fallecidos.

Esta situación, que ha encontrado un amplio repudio de la población, se ha convertido en un dolor de cabeza para las autoridades municipales.

Este caso fue revelado por el alcalde Santiago Riverón, quien afirmo que los haitianos tambioen roban lápidas y otros objetos en el cementerio. El gobierno municipal ha tenido que hacer frente en varias ocasiones estos actos, atribuidos a indocumentados del país vecino.

Asimismo, se ha informado de que la alcaldía de Dajabón, buscando la forma de poner freno a este problema, ha realizado inversiones por más de 3 millones de pesos, específicamente mediante la ampliación y una verja en el camposanto.

Aunque todavía no se ha ejecutado en su totalidad, el proyecto sigue en marcha. Cuando este en su final, será resguardado con alambre de trinchera y electrificación para evitar que los indocumentados penetren a ese espacio.

También, según dijo Riverón, al final de los trabajos de remozamiento habrá disponible un sistema para que los munícipes puedan tener acceso al cementerio, a través de una tarjeta automatizada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *