miércoles 24 de julio de 2024 10:24 am

El expresidente Donald Trump asistió al primer día del juicio civil en su contra por mentir sobre el verdadero valor de varios de sus inmuebles, a fin de obtener mejores condiciones de créditos bancarios, de seguros y beneficios fiscales; el republicano acusa que es una “cacería de brujas”.

El expresidente Donald Trump acudió al primer día del juicio civil en su contra en la Corte Suprema de Nueva York, donde afirmó que este proceso es una “cacería de brujas”, una expresión que ha utilizado para todos los procesos judiciales en su contra.

Este caso civil, luego de una demanda de la fiscal general de Nueva York, Letitia James, pone en riesgo el emporio del exmandatario, ya que de perder podría enfrentar un pago de $250 millones de dólares, además de que Trump perdería el control de propiedades, le sería impedido dirigir alguna empresa en Nueva York, además de sus compañía perdería licencias.

“He estado atravesando una caza de brujas durante años, pero ahora esto realmente se está poniendo sucio entre Jack Smith y entre toda esta gente del Departamento de Justicia que los ayuda”, acusó Trump en uno de los mensajes que dio en la corte de Nueva York.

Smith es el fiscal especial del Departamento de Justicia que lidera dos investigaciones que han derivado en acusaciones contra Trump, una en Washington, D.C., por el ataque al Capitolio el 6 de enero del 2021, y una más en Florida por el mal manejo de documentos clasificados.

“Esta es una pura caza de brujas con el propósito de interferir con las elecciones de los Estados Unidos de América. Es totalmente ilegal”, afirmó Trump.

Esa misma expresión la ha repetido en varias ocasiones en mítines.

“Lo que tenemos aquí es un intento de perjudicarme en unas elecciones. […] No creo que la gente de este país vaya a tolerarlo”, afirmó.

El expresidente incluso se lanzó contra el juez Arthur Engoron, al afirmar que era una “vergüenza” para el sistema de justicia por prestarse a una operación en su contra.

Las críticas de Trump también fueron contra la fiscal James, por perseguirlo a él en lugar de enfocarse al crimen.

La fiscal James inició la investigación en 2019, la cual determinó que el exmandatario mintió sobre el verdadero valor de varias de sus propiedades para obtener beneficios fiscales, de seguros y créditos bancarios.

Sin embargo, Trump afirmó que el proceso es una “pérdida de tiempo”, porque desde su punto de vista el juez Engoron ya tomó una decisión.

“Pierden el tiempo con esto, con bancos que estaban muy contentos de recuperar todo su dinero. No fueron defraudados. Me han defraudado”, dijo.

Un proceso sin retorno

Cabe recordar que la semana pasada, el juez Engoron determinó que Trump y sus hijos Eric y Donald Jr. cometieron fraude al inflar el precio de sus empresas, pero el juicio para determinar un castigo no había podido avanzar hasta que fue avalado por la oficina de apelaciones de la Corte Suprema del estado.

Este primer día del proceso avanzó con la presentación del caso y continuará con las evidencias, pero en el primer mensaje de la abogada de Trump, Alina Habba, criticó los motivos de la fiscal James para perseguir al expresidente.

El juez Engoron dijo que los motivos de la fiscal “no son parte del juicio”, ya que incluso el área de apelaciones avaló avanzar con el juicio civil.

En el juicio también se incluye a Eric y Donald Trump Jr., además de Allen Weisselberg –quien fue director financiero de la Organización Trump–, así como Jeffrey McConney y varias empresas, incluida la Organización Trump.

“Con la ayuda de sus hijos y altos ejecutivos de la Organización Trump, Donald Trump infló falsamente su patrimonio neto en miles de millones de dólares para enriquecerse injustamente y engañar al sistema”, dijo la fiscal James en 2022 cuando presentó la demanda. “De hecho, la base de su supuesto patrimonio neto tiene sus raíces en un fraude e ilegalidad increíbles”.


Por
  Jesús García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *