En muchas ocasiones parece que tenemos las cosas más que aprendidas y de repente todo cambia. Esta es una de esas, ya que para aquellos que no estuvieran al tanto de la discusión científica, de un día para otro hemos pasado de tener cuatro océanos a cinco con la aparición de uno nuevo. Esto es bastante interesante ya que va a cambiar la manera en la que concebimos el mundo, pero además también tiene unas importantes connotaciones.

Los mares y océanos de nuestro planeta son una materia bastante desconocida. Sí, es cierto que conocemos a su fauna más superficial, aquella que se relaciona con nosotros, esto forma parte de los mejores documentales y es increíblemente interesante para que nos hagamos una idea de cómo funciona todo. De hecho, de vez en cuando se descubren cosas de otros planetas en el fondo de los océanos y mares que nos dejan totalmente descolocados.

El quinto océano de la tierra

De acuerdo con IfIScience, en el año 2021, National Geographic comenzó a aceptar la denominación de océano Austral para referirse a las aguas que circundan el polo sur de nuestro planeta.

De esta manera, estas corrientes antes pertenecían al Pacífico, Atlántico e Índico pero ahora son totalmente independientes y conforman lo que ha pasado a denominarse como océano Austral. La elección del nombre es descriptiva, ya que “Austral” hace referencia al polo sur o a cualquier cosa referida a algo que esté en la zona más al sur de nuestro planeta.

Hasta hace muy poco tiempo, el mundo tenía 4 océanos, pero ahora contamos con 5, el océano Austral.

Sea como fuere, existen ciertas preocupaciones sobre las aguas de este océano, ya que el cambio climático y el calentamiento global están causando importantes estragos en él debido al derretimiento de los casquetes polares.

En resumidas cuentas, lo que nos encontramos es lo siguiente:

  • En primer lugar, este océano ha estado ahí desde siempre, lo que pasa es que ahora los científicos han determinado que debe distinguirse del resto de océanos.
  • Su nombre es Océano Austral y se encuentra en el polo sur.
  • Lo cierto es que la situación climática preocupa a la ciencia, ya que el derretimiento del hielo de la Antártida podría ser problemático para el futuro de este océano.
  • También se ha estudiado cómo podrían afectar otros aspectos climáticos.
  • National Geographic fue el primero en denominar este océano.
  • Sin embargo, todavía existe una prolífica discusión sobre si habría que darle entidad a este Océano o que fuera dependiente del resto de masas de agua.

En cualquier caso, todo esto demuestra algo muy claro: por mucha tecnología que tenga el ser humano hoy en día respecto a otros tiempos, todavía hay muchísimas cosas que ignoramos del comportamiento de nuestro planeta. Aunque intentamos avanzar tecnológica y científicamente todavía hay escollos que no hemos logrado salvar y que hoy en día todavía son un punto de discusión importante.

También sirve para demostrar que nuestro esquema mental de las cosas que nos rodean no es inamovible. Hoy en día conocemos prácticamente todo lo que nos rodea en nuestro mundo, pero la manera en la que lo conocemos y cómo nos vamos relacionando con ello hace que aparezcan puntos tan interesantes como la aparición de un nuevo océano.

lavanguardia.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *