domingo 21 de julio de 2024 10:13 am

Joey Fournier, de 52 años, está acusado de asesinato en un caso de 2019 y regresará tras las rejas con un cargo extra de fuga de presos, según las autoridades.

Autoridades de Georgia lograron detener al último de los cuatro reclusos que se escaparon de una cárcel del condado de Bibb, el mes pasado.

El fugitivo, identificado como Joey Fournier, de 52 años, que está acusado de asesinato, será devuelto al centro de detención, donde se le sumará el cargo de fuga de presos. Los otros tres reclusos ya habían sido capturados en diferentes lugares del estado, tras una intensa búsqueda de un mes.

Las recapturas se produjeron luego de que el 16 de octubre, cuatro reclusos lograran evadir la seguridad del Centro de Detención del Condado de Bibb, cortando una ventana y una cerca, y contando con la ayuda de un cómplice que los esperaba en un auto.

Además de Fournier, el resto de fugitivos fue identificado como Chavis Stokes, de 29 años; Marc Anderson, de 25 años; y Johnifer Barnwell, de 37 años. Los hombres estaban detenidos por cargos que iban desde homicidio hasta tráfico de drogas.

El sheriff del condado de Bibb, David Davis, dijo que la fuga ocurrió en la parte más antigua y deteriorada de la prisión, que tiene 43 años de antigüedad, y en un momento en que había menos de 10 empleados trabajando. Davis señaló que el departamento ha comenzado a realizar cambios de personal en las instalaciones y se está llevando a cabo una investigación interna.

El primero en ser recapturado fue Stokes, quien fue encontrado en Montezuma, Georgia, el 18 de octubre. Luego, el 24 de octubre, Anderson fue localizado en Atlanta, Georgia. El 7 de noviembre, Barnwell fue detenido en una casa en Augusta, Georgia, donde se le incautaron grandes cantidades de drogas.

Los tres reclusos estaban bajo custodia del Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos, y enfrentan cargos federales relacionados con la distribución armada de drogas.

El último en ser capturado fue Fournier, quien fue detenido cerca de Stockbridge, Georgia, el 13 de noviembre. Fournier estaba acusado de asesinato por la muerte de un hombre en 2019. La fiscalía precisó que Fournier disparó a la víctima en la cabeza después de una discusión por una deuda de drogas.

“Estamos agradecidos de que este último fugitivo haya sido capturado. Mi más sincero agradecimiento a todos los trabajadores policiales de la Oficina del Sheriff del Condado de Bibb y de todas nuestras agencias asociadas que trabajaron incansablemente para poner a estos cuatro fugitivos nuevamente bajo custodia”, declaró Davis en un comunicado.

Las autoridades habían ofrecido una recompensa de $1,000 por información que condujera al arresto de los fugitivos. Pero hasta el momento, no se ha revelado si alguien reclamó la recompensa o cómo se localizó a Fournier.

Las autoridades pidieron a los ciudadanos que tuvieran información sobre el caso que se comunicaran con la Oficina del Sheriff del Condado de Bibb al 478-751-7500 o con Macon Regional Crime Stoppers al 1-877-68CRIME.

Con información de CNN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *