miércoles 24 de julio de 2024 10:43 am

Un técnico de emergencias médicas del FDNY murió a los 43 años al sufrir un ataque cardíaco mientras trabajaba en un centro de despacho 911 en El Bronx. El alcalde Eric Adams calificó su deceso como una “pérdida desgarradora”.

Frederick Whiteside, técnico de emergencias médicas del FDNY, murió a los 43 años de un ataque cardíaco mientras trabajaba en un centro de despacho del 911 en El Bronx.

El paramédico Whiteside estaba trabajando en el centro de despacho 911 el viernes cuando sufrió un paro cardíaco. Murió poco tiempo después. El alcalde Eric Adams calificó su deceso como una “pérdida desgarradora para los más valientes de Nueva York y para toda nuestra ciudad (…) Dedicó su carrera a ayudar a los necesitados, salvando vidas de neoyorquinos”.

Era un veterano de 22 años en FDNY. “Estamos tristes por su repentino fallecimiento y nos unimos a su familia y amigos para lamentar su pérdida”, dijo la comisionada Laura Kavanagh.

Dedicó su carrera a ayudar a los necesitados, salvando vidas de neoyorquinos”

Había pasado su carrera de paramédico EMS en Brooklyn y El Bronx y había sido asignado al centro de despacho 911 desde 2019, informó Daily News.

Los bomberos celebraron una ceremonia el domingo por la mañana para honrar a Whiteside, reseñó New York Post.

El mes pasado un hombre sano de 32 años murió sorpresivamente cuando se desplomó mientras corría en la prueba de aptitud física para convertirse en bombero en Nueva York.

En febrero de 2022 Jesse Gerhard (33), bombero FDNY, murió al colapsar un día después de combatir un incendio residencial en Queens.

En diciembre de 2022 el bombero FDNY William “Billy” Moon falleció cumpliendo con sus labores, pero sus órganos donados han salvado varias vidas este año. Recientemente su familia escuchó su corazón latir de nuevo tras ser trasplantado a otro hombre.

Para más información sobre donación de órganos en Nueva York visite la página en español de LiveOnNY, “organización sin fines de lucro comprometida a ayudar a prolongar la vida de los neoyorquinos mediante la donación de órganos y tejidos, y a cuidar a las familias afectadas por la donación”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *