Se preveían elecciones parlamentarias en Ucrania a finales de octubre de este año y elecciones presidenciales en marzo del año que viene, pero el presidente Zelensky no las considera viables, debido a la invasión rusa.

“Creo que ahora no es el momento de celebrar elecciones”, declaró el presidente ucraniano, Voldymyr Zelensky, en su videomensaje del pasado 6 de noviembre. En su opinión, en tiempos de guerra, cuando hay innumerables desafíos, es “absolutamente irresponsable convertir las elecciones en un tema, imprudentemente y como jugando al póquer”.

Sus declaraciones vinieron precedidas de un debate político interno sobre si la guerra de Rusia contra Ucrania haría imposibles las elecciones.

Después de todo, las elecciones parlamentarias debían haberse celebrado a finales de octubre de este año y las presidenciales estaban previstas para marzo del año próximo.

Vacilaciones del presidente

En una entrevista realizada el pasado verano, Zelensky se mostró escéptico sobre la celebración de elecciones en Ucrania en tiempos de guerra. El mandatario ucraniano señaló que, en tal caso, los observadores también tendrían que estar en las trincheras. Posteriormente, Zelensky declaró en una entrevista a una estación de televisión portuguesa que se presentaría a las elecciones presidenciales si estas se celebraban antes del final de la guerra.

En octubre, el presidente ucraniano declaró finalmente al canal de televisión italiano Sky TG24 que, si el parlamento y el gobierno del país encontraban respuestas a todos los desafíos, podrían celebrarse comicios incluso bajo la ley marcial.

“El presidente está dudando”, afirma Oleksiy Koschel, presidente del Comité de Electores de Ucrania, una organización no gubernamental que se ocupa principalmente de las elecciones, en respuesta al cambio de retórica de Zelensky. “Es un enfoque que ha sido típico del equipo de Zelensky desde 2019: primero se difunde información para calibrar la reacción del público”, sostiene Koschel en conversación con DW.

No obstante, el Gobierno estaba “dispuesto a celebrar elecciones. Pero las encuestas han demostrado que los ucranianos no están actualmente preparados para estas”, dijo Koschel a DW. Esto ha sido un “jarro de agua fría” para el equipo de Zelensky.

Según un sondeo realizado en octubre por el Instituto Internacional de Sociología de Kiev (KIIS, por sus siglas en inglés), el 81% de los encuestados cree que los comicios deben celebrarse después de la guerra y no ahora, y solo el 16% está a favor de elecciones a pesar del conflicto.

En opinión de Koschel, la actitud cada vez más negativa de la sociedad hacia las elecciones es la razón de la reciente declaración de Zelenski de que “ahora no es el momento”.

¿Quién presiona para que se celebren elecciones?

En Ucrania está prohibido por ley celebrar elecciones presidenciales, parlamentarias y locales bajo la ley marcial, impuesta en febrero de 2022 y que se ha prorrogado en repetidas ocasiones desde entonces. Entonces, ¿por qué hay un debate público sobre esto?

El politólogo y profesor de la Universidad Taras Shevchenko de Kiev, Petro Oleshchuk, afirma que los socios occidentales de Ucrania están presionando a Zelensky para que convoque elecciones. “Saben que Ucrania es una democracia y, por tanto, creen que deben celebrarse elecciones. Quieren poder decir a sus ciudadanos: ‘miren, apoyamos un Estado democrático’”, sostiene el experto.

Ya en mayo, el presidente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE), Tiny Kox, declaró que Ucrania debía organizar elecciones a pesar de la guerra, ya que la Carta del Consejo de Europa le obliga a ello.

El politólogo y director del Centro Ucraniano de Investigación Política Aplicada “Penta”, Volodimir Fesenko, cree que se está empujando a Ucrania hacia la celebración de elecciones para evitar las acusaciones y especulaciones de que el país se está convirtiendo gradualmente en una dictadura. En este contexto, a menudo se esgrime el argumento de que incluso en Rusia se están organizando comicios.

Según Fesenko, los dirigentes al mando en Ucrania saben que ahora sería el mejor momento para ganar las elecciones, ya que prácticamente no hay rivales políticos frente al actual presidente. “Zelensky tiene actualmente las mejores perspectivas de ganar las elecciones presidenciales, ya que cuanto más se prolongue la guerra, más caerán sus índices de popularidad”, explica Fesenko.

En su opinión, solo el comandante en jefe de las fuerzas armadas, el general Valeri Zaluzhni, podría competir con Zelensky en las elecciones presidenciales en estos momentos, ya que goza de gran estima en la sociedad ucraniana.

No obstante, Zaluzhni nunca ha hablado de sus propias ambiciones políticas, ni parece que quisiera participar en un proceso electoral, ya que más bien ve su futuro en el ejército, según Fesenko. En su opinión, todos los demás posibles candidatos presidenciales no recibirían suficiente apoyo de los votantes.

Por Deutsche Welle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *