miércoles 24 de julio de 2024 11:19 am

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El internacionalmente laureado psicólogo dominicano Henry Montero Tapia cuestionó que el Gobierno de República Dominicana no reconozca la existencia del consumo de fentanilo en el país, sugiriendo a los legisladores abrir una investigación para llevar pruebas de ensayo del opioide que cada año mata miles de adictos por sobredosis en Estados Unidos, Europa y otros países.

Montero Tapia, especialista en salud mental señaló que la población dominicana  no tiene el respaldo de sus legisladores y preguntó cómo es que en la Republica Dominicana no se reconoce que hay fentanilo, cómo es que no hay un legislador que promueva una investigación para llevar pruebas de ensayo del opioide.

“La epidemia de opiáceos no ha dejado intacta ninguna ciudad urbana o rural. Las sobredosis de fentanilo constituyen una parte sustancial de las muertes relacionadas con opioides La mayoría de las muertes por sobredosis relacionadas con fentanilo involucran fentanilo sintetizado ilícitamente”, explicó.

Dijo que mientras que los derivados del fentanilo como el alfentanilo, el sufentanilo y el remifentanilo se usan médicamente para la sedación y el control del dolor, el acetilfentanilo, el acrilfentanilo, el carfentanilo y varios otros análogos se usan en drogas de diseño debido a que su potencia supera la del fentanilo original.

“De hecho, un análisis reciente de las pruebas de detección de drogas en orina enviadas para que las evalúen los profesionales de la salud como parte de la atención de rutina, indicó que el 40,6 % de las pruebas positivas para fentanilo de usuarios sin receta contenían análogos de  fentanilo, lo que hace que su detección sea necesaria para iniciar el tratamiento y guiar el diálogo médico paciente con respecto al uso ilícito”, agregó.

Explicó que el fentanilo se puede  detectar con ensayo inmuno enzimático homogéneo utilizada para el análisis de un  compuesto específico en la orina humana.

“El ensayo se basa en la competencia entre los fármacos de la muestra y los fármacos marcados con glucosa-6-fosfato deshidrogenasa recombinante (rG6PDH) por los sitios de unión de anticuerpos”, informó el psicólogo.

“Gran parte del suministro de opioides ilícitos en los Estados Unidos está adulterado con fentanilo o análogos de fentanilo, lo que ha provocado un aumento reciente de las muertes por sobredosis relacionadas con el fentanilo”, recordó.

“El  fentanilo ahora se vende en el mercado negro como droga independiente y mezclada con heroína y otras drogas, a menudo sin que el comprador lo sepa.

Existe una variabilidad considerable en la incidencia de la adulteración de fentanilo en el suministro de drogas ilícitas y la concentración de fentanilo entre lotes de heroína cortada con fentanilo, lo que aumenta los riesgos de sobredosis para las personas que consumen opioides ilícitos”, señala el especialista.

Indica que del mismo modo, muchas personas que se presentan al tratamiento con trastorno por uso de opioides (OUD) dan positivo para fentanilo al momento del consumo.

“Si bien el uso ilícito de fentanilo no es nuevo, la cantidad de personas que actualmente están expuestas al fentanilo no tiene precedentes y hay poca investigación sobre las implicaciones del tratamiento de este fenómeno”, reseñó Montero Tapia.

Advierte que el fentanilo es altamente lipofílico, lo que permite una rápida difusión entre el plasma sanguíneo y el sistema nervioso central en las personas que usan fentanilo regularmente. Esa alta lipofilia puede permitir que el fentanilo sea secuestrado en los adipocitos u otros tejidos  de manera similar a las personas que usan marihuana regularmente y experimentan una depuración renal prolongada de tetrahidrocannabinol (THC)”, dijo.

Expuso que sin embargo, las personas que usan opioides ilícitos informaron que el uso diario de fentanilo tiene consecuencias no deseadas, como la abstinencia precipitada imprevista de buprenorfina.

Reportó que el estudio actual cuantificó la eliminación potencial a largo plazo de fentanilo en personas que se presentan a tratamiento residencial por OUD.

Aconseja a los adictos a usar las tiras reactivas de fentanilo (FTS) que son un método de bajo costo para ayudar a prevenir las sobredosis de drogas y reducir el daño.

“Los FTS son pequeñas tiras de papel que pueden detectar la presencia de fentanilo en todos los diferentes tipos de drogas (cocaína, metanfetamina, heroína, etc.) y formas de drogas como píldoras, polvo e inyectables y brindan a las personas que las usan y a las comunidades información importante sobre el fentanilo en el suministro de drogas ilícitas para que puedan tomar medidas para reducir el riesgo de sobredosis.

Expresó que las informaciones se basan en los reportes periódicos de la Asociación Americana de Química Clínica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *