Tal incremento podría registrarse si la situación en Oriente Medio se agravara e impactara en la oferta del crudo, avisan los economistas.

Los analistas de Fitch Ratings publicaron el viernes pasado un reporte en que pronosticaron un aumento drástico de los precios medios del petróleo hasta los 120 dólares por barril el año que viene si se deteriora la situación en Oriente Medio, lo que provocaría irrupciones en las cadenas de suministro.

Anteriormente, en septiembre de este año, Fitch preveía unos precios medios del petróleo de 75 y 70 dólares en 2024 y 2025, respectivamente.

Sin embargo, al tener en cuenta las posibles restricciones de la oferta, incrementó las cifras hasta 120 y 100 de dólares.

De acuerdo con el estudio, la escalada prolongada resultaría en un declive del desarrollo económico y una intensificación de la inflación.

En 2024, el producto interno bruto mundial se reduciría en 0,4 puntos porcentuales, mientras que en 2025 se prevé un descenso del 0,1 %, lo que apunta a una tendencia continuada de los efectos causados por el conflicto.

«La ausencia de un repunte significativo del crecimiento en 2025 implica un impacto más duradero, aunque generalmente moderado, sobre los niveles del PIB en la mayoría de los países, lo que podría afectar a las evaluaciones del crecimiento potencial», reza la publicación, indicando que el PIB en Estados Unidos, el Reino Unido, la zona euro, China y Japón disminuiría entre 0,5 y 0,9 puntos porcentuales en 2024.

Asimismo, el reporte señala que el mayor impacto de la caída de este índice se registraría en Sudáfrica y Turquía con un 0,7 %. «Rusia y, en mucha menor medida, Brasil verían un impacto positivo debido al importante papel de la producción de petróleo en estas economías», se enfatiza en el análisis.

Además, los precios del crudo aumentados causarían unas tasas de inflación superiores a las previstas en los próximos dos años. Entre los países con un incremento porcentual mayor figuran Turquía, la India y Polonia.

Según los expertos, «el impacto sobre la inflación sería efímero y se vería compensado en parte por unas tasas de inflación inferiores a las previstas en 2025».

A principios de este mes, una fuente en el Ministerio de Energía de Arabia Saudita anunció que el reino prorrogará el recorte voluntario en la extracción de petróleo en 1 millón de barriles diarios hasta final de año.

Así, el volumen de la producción petrolera de Riad en diciembre será de unos 9 millones de barriles diarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *