Meta aboga por nuevas leyes que requieran la aprobación de los padres para las descargas de aplicaciones por parte de niños menores de 16 años, trasladando la responsabilidad a las tiendas de aplicaciones.

Meta, la empresa matriz de Instagram y Facebook, está pidiendo cambios legislativos que exigirían la aprobación de los padres para que los niños menores de 16 años descarguen aplicaciones.

Esta propuesta impone a las tiendas de aplicaciones, como Apple y Google, la responsabilidad de implementar controles parentales sólidos. La iniciativa de Meta tiene como objetivo abordar las preocupaciones sobre la seguridad de los adolescentes que utilizan las plataformas de redes sociales.

Al resaltar la necesidad de una “solución simple para toda la industria”, Antigone Davis, directora global de seguridad de Meta, enfatizó la importancia de la supervisión de los padres en el uso de las redes sociales por parte de los niños en una publicación en su blog.

La legislación propuesta requeriría que las tiendas de aplicaciones notifiquen a los padres cuando un adolescente menor de 16 años intente descargar una aplicación, lo que permitiría a los padres aprobar o rechazar la descarga. Este enfoque refleja los sistemas de notificación existentes para compras realizadas por adolescentes.

Davis describió además la eficiencia de la solución propuesta, afirmando: “Los padres pueden decidir si quieren aprobar la descarga… también pueden verificar la edad de su hijo adolescente al configurar su teléfono, eliminando la necesidad de que todos verifiquen su edad varias veces en múltiples aplicaciones”.

Apps: crecientes críticas y demandas

El llamado de Meta a una legislación se produce a raíz de un mayor escrutinio y desafíos legales con respecto a su manejo de los usuarios niños y adolescentes. Actualmente, la compañía enfrenta demandas relacionadas con estos temas, y el testimonio reciente de un denunciante ante el Congreso de Estados Unidos acusó a Instagram de tomar medidas inadecuadas para proteger a los adolescentes de los daños en línea.

El denunciante, un ex empleado de Meta, reveló a la cadena BBC que su hija de 14 años experimentó insinuaciones inapropiadas en Instagram, lo que generó preocupaciones sobre los protocolos de seguridad de la plataforma. El individuo, ahora disuadido de regresar a la industria tecnológica, enfatizó la necesidad de que Meta aborde estos desafíos de manera más efectiva.

Si bien Meta afirma haber introducido “más de 30 herramientas” para mejorar la seguridad en línea, reconoce la necesidad de marcos legislativos integrales. A medida que los estados individuales de Estados Unidos aprueban cada vez más leyes localizadas, Meta aboga por una ley nacional para garantizar estándares consistentes en todas las plataformas utilizadas por los adolescentes.

Utah, por ejemplo, se convirtió en el primer estado de Estados Unidos en exigir el consentimiento de los padres para el uso de las redes sociales por parte de los niños. La propuesta de Meta se alinea con su compromiso con los esfuerzos de colaboración entre la industria tecnológica y los legisladores para crear mecanismos eficientes para la supervisión parental.

Panorama regulatorio global de las apps

Más allá de Estados Unidos, las empresas de redes sociales, incluida Meta, están lidiando con crecientes desafíos regulatorios a nivel mundial. En la Unión Europea, las estrictas leyes de privacidad de datos han llevado a Meta a introducir una tarifa de suscripción para solucionar problemas de cumplimiento.

Antigone Davis, directora global de seguridad de Meta, además sostiene que colocar la responsabilidad de los controles parentales en las tiendas de aplicaciones no solo mejoraría la seguridad, sino que también “ayudaría a preservar la privacidad” al minimizar la recopilación de información de identificación potencialmente sensible por parte de empresas individuales.

En pocas palabras, las leyes propuestas tienen como objetivo crear un enfoque estandarizado y eficaz para la supervisión parental en todas las aplicaciones utilizadas por adolescentes menores de 16 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *