“Teniendo en cuenta los derechos constitucionales y estatutarios en cuestión, se concede una suspensión provisional”, escribió el juez asociado David Friedman sobre la orden contra Donald Trump.

Un juez del tribunal de apelaciones de Nueva York suspendió temporalmente el jueves las órdenes de silencio contra Donald Trump, las cuales prohibían al expresidente atacar al asistente legal principal del juez que preside el juicio civil por fraude de $250 millones.

“Teniendo en cuenta los derechos constitucionales y estatutarios en cuestión, se concede una suspensión provisional”, escribió el juez asociado David Friedman de la División de Apelaciones del Primer Departamento en una orden.

Una parte del fallo señala que los abogados de Trump pidieron revocar “dos órdenes de silencio inconstitucionales”, citando la formulación de la defensa de su solicitud.

La orden de Friedman también suspendió una orden de silencio que prohibía a los abogados involucrados en el juicio hacer comentarios sobre “comunicaciones confidenciales” entre el juez de primera instancia, Arthur Engoron, y su personal.

¿Por qué se la impusieron?

La orden de silencio había sido impuesta a Trump el 3 de octubre de 2023, luego de que el expresidente difamara a Allison Greenfield, la secretaria del juez de la Corte Suprema de Manhattan, Arthur Engoron.

El expresidente Trump calificó a la empleada como “novia” del líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, un legislador demócrata de Nueva York. Trump eliminó la publicación después de que Engoron le ordenara eliminarla por “falsa” y “despreciativa”.

Posteriormente, Engoron aseguró que Trump violó la orden de silencio dos veces y le impuso dos multas por un total de $15,000.

Ante las continuas quejas de los abogados del expresidente, Engoron también les impuso una orden de silencio para “hacer declaraciones públicas, dentro o fuera del tribunal, que se refieran a comunicaciones confidenciales, de cualquier forma, entre mi personal y yo”.

Trump insistió

Esto no impidió que Trump atacara nuevamente a Greenfield.

“Su ridícula e inconstitucional orden de silencio, que no me permite defenderme contra él y su secretario que odia a Trump, políticamente parcial y fuera de control, que lo está hundiendo a él y a su Corte a nuevos niveles de BAJO, es una vergüenza”, escribió Trump.

El miércoles los abogados del expresidente habían presentado una demanda contra Egordon por las órdenes de silencio. Esto bajo el argumento de que las mismas infringen la libertad de expresión.

“Esta protección constitucional está en su apogeo cuando el discurso en cuestión es un discurso político central, pronunciado por el favorito para la nominación presidencial republicana de 2024, en relación con la percepción de partidismo y parcialidad en un juicio en el que está sujeto a cientos de millones de dólares en sanciones y la amenaza de prohibición de sus actividades comerciales legales en el estado”, escribieron los abogados de Trump.

Por Raúl Castillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *