Este tipo de fármacos se desarrollaron inicialmente para tratar la diabetes de tipo 2, pero cada vez se utilizan más para perder peso en pacientes con obesidad. Se puede lograr una baja de más de 20 kilos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE UU (FDA) aprobó el llamado Zepbound, un medicamento que ayudará a pacientes con obesidad a bajar de peso.

Este producto es fabricado por la empresa farmacéutica estadounidense Eli Lilly y se convierte en la competencia de Wegovy y Ozempic a Estados Unidos, este último es conocido por ser el favorito de estrellas como Kim Kardashian.

El Zepbound es un fármaco inyectable semanal para adultos con sobrepeso u obesidad que padezcan al menos una enfermedad relacionada con el peso, como hipertensión arterial, diabetes de tipo 2 o colesterol alto.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE UU (FDA) aprobó el llamado Zepbound, un medicamento que ayudará a pacientes con obesidad a bajar de peso.

Este producto es fabricado por la empresa farmacéutica estadounidense Eli Lilly y se convierte en la competencia de Wegovy y Ozempic a Estados Unidos, este último es conocido por ser el favorito de estrellas como Kim Kardashian.

El Zepbound es un fármaco inyectable semanal para adultos con sobrepeso u obesidad que padezcan al menos una enfermedad relacionada con el peso, como hipertensión arterial, diabetes de tipo 2 o colesterol alto.

El principio activo de Zepbound, la “tirzepatida”, y ya está aprobado bajo la marca Mounjaro, y es similar a los más conocidos Wegovy y Ozempic, ambos fabricados por la empresa danesa Novo Nordisk.

¿CUÁL ES EL EFECTO QUE PRODUCE EN EL CUERPO?

Todos estos fármacos imitan una hormona natural del organismo llamada GLP-1, que reduce el azúcar en sangre, ralentiza el vaciado del estómago y regula el apetito. También actúan sobre una hormona similar llamada GIP para reducir la ingesta de alimentos.

Este tipo de fármacos se desarrollaron inicialmente para tratar la diabetes de tipo 2 y se presenta en lápices inyectores de diferentes dosis. Los pacientes deben empezar con uno de dosis baja antes de aumentar gradualmente a dosis más altas.

Eso sí, la empresa farmacéutica está restringiendo el suministro de esas inyecciones. Para la aprobación del Zepbound se hicieron pruebas a 2.539 adultos con obesidad o sobrepeso, y problemas médicos relacionados con el peso, distintos de la diabetes.

Y cabe destacar que el tratamiento se complementó con cambios en la dieta y el ejercicio de los pacientes que lograron perder peso considerablemente dentro de las primeras 72 semanas.

Con la dosis máxima de 15 miligramos, perdieron 21 kilos. Mientras que con la dosis más baja de 5 miligramos, perdieron 15 kilos.

Entre los efectos secundarios están los problemas gastrointestinales, como náuseas, diarrea, vómitos, estreñimiento o dolor abdominal, según la empresa. El tratamiento debe ser guiado por profesionales.

Paloma Pareja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *