Se espera que un sistema de tormentas afecte los cinco condados de Nueva York, con vientos que pueden llegar a 40 mph; en principio se pronostica una lluvia ligera que se convertirá en un diluvio que dejará de 2 a 3 pulgadas de agua extendiéndose hasta el miércoles por la mañana.

La ciudad de Nueva York deberá tomar previsiones para “una gran cantidad de retrasos en los viajes” durante Acción de Gracias, debido a las fuertes tormentas que se esperan, incluyendo vientos que pueden alcanzar las 40 mph, indicaron los meteorólogos.

Asimismo, se tiene previsto que un sistema de tormentas afecte los cinco condados y un poco más allá a medida que se prevé que empiece cerca de las 4:00 de la tarde del martes, informó Cody Braud, meteorólogo de Fox Weather.

“Es un momento desafortunado”, declaró el especialista.

Espera que la tormenta empiece en primer lugar como una lluvia ligera que posteriormente se convertirá en un diluvio de un total de 2 a 3 pulgadas que se extenderá hasta el miércoles en la mañana, justo en una de las épocas donde más personas viajan, explicó Braud.

La gran cantidad de lluvia esperada “definitivamente causará cierta preocupación” y es posible que se emitan algunas advertencias de inundaciones repentinas en los días por venir, advirtió.

“Definitivamente, esperaría… fuertes lluvias, viento decente y una gran cantidad de retrasos en los viajes, ya sea por carretera o por aire”, señaló Braud, mientras las aerolíneas se preparan para una cifra récord de pasajeros esta semana.

“Pero parece que finalmente saldrá de aquí el miércoles al mediodía”, dijo el meteorólogo.

Sin embargo, las malas condiciones climáticas podrían seguir a los ciudadanos que conducen hacia Nueva Inglaterra el miércoles. Se espera que se forme un segundo sistema de baja presión frente a la costa y azote hasta volver los vientos más fuertes a lo largo de la Interestatal 95, informó New York Post.

Teniendo en cuenta ese pronóstico, el viento “realmente comenzaría a aumentar”, con ráfagas de hasta 40 mph desde la costa de Jersey hasta la ciudad de Nueva York y el área de Boston, más tarde el miércoles, de acuerdo con Braud.

Por su parte, la gobernadora Kathy Hochul advirtió el viernes pasado que las nevadas y las lluvias heladas también podrían paralizar algunas partes del norte del estado de Nueva York.

“Nos estamos preparando para el peor de los casos y advertimos a los automovilistas, propietarios de viviendas y personas que viajarán localmente y fuera de la región que modifiquen sus planes de viaje”, informó en un comunicado la oficina de la demócrata.

“No hagas que el próximo miércoles sea tu día principal para viajar o te quedarás atrapado… en casa sin poder viajar, o… en una de las carreteras o en la autopista del estado de Nueva York”, manifestó la oficina del gobierno.

Braud pronosticó que cualquier nieve en la región llegaría antes que la lluvia y que la acumulación solo era probable en las Adirondacks y partes de Vermont y New Hampshire.

Hochul agregó lo siguiente: “Solo quiero recordarles a todos que estén atentos.

“Esperamos lluvia helada, acumulaciones de nieve, vientos fuertes: todo lo que no le gustaría ver cuando se dirige a sus viajes de vacaciones. Pero las advertencias están ahí y les pido a todos que las presten atención en este momento”, concluyó la gobernadora.

Por Marlyn Montilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *