Donald Trump recurrió a la Corte Suprema en busca de ayuda el viernes, un día después de declararse no culpable de delitos graves en el caso por su supuesta interferencia en las elecciones de 2020 que culminó en el asalto al Capitolio.

Donald Trump pidió el viernes a la Corte Suprema, que cuenta con una mayoría de jueces nombrados por él mismo cuando era presidente, que interceda por él en el caso penal en su contra por sus supuestos intentos de revertir el resultado de las elecciones de 2020 que culminaron en el asalto al Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021, cuando el Congreso certificaba el ganador de las elecciones presidenciales.

Tras comparecer el jueves ante un tribunal federal en Washington D.C., Trump retomó su campaña electoral para hacerse con la nominación republicana a la presidencia en las elecciones de 2024 y aseguró que sus oponentes políticos le están golpeando con una serie de demandas “que requieren cantidades masivas de tiempo y dinero”.

Y en lugar de dirigirse a los jueces de la Corte Suprema mediante sus abogados, Trump les pidió ayuda en un mensaje en su red social Truth, donde apuntó que “los recursos que deberían haberse utilizado en Anuncios y Mítines están siendo gastados en combatir a los Matones de la Izquierda Radical en muchas cortes en el País”, según The Hill.

“Estoy liderando en todas las Encuestas, incluyendo contra el Trastornado Joe, pero este no es un campo de juego equilibrado. Es Interferencia Electoral, y el Tribunal Supremo debe interceder. ¡MAGA (siglas de su lema electoral Make America Great Again)!”, dijo.

Pese a los numerosos pleitos judiciales que afronta, Trump aparece como favorito indiscutible en los sondeos de cara a las primarias republicanas del próximo año.

Según una encuesta publicada el martes por el diario The New York Times, el presidente demócrata Joe Biden que se presenta a la reelección y Trump empatarían en los comicios del próximo año con un 43 % de los votos cada uno.

Trump se declaró el jueves no culpable ante el tribunal federal del Distrito de Columbia, en Washington, de los cuatro cargos que se le imputan por supuestamente intentar revertir el resultado de la votación de de las elecciones de 2020, en la que perdió frente a Biden.

La culminación de esos esfuerzos fue el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021, cuando una turba de seguidores de Trump irrumpió en la sede del Congreso mientras se celebraba una sesión conjunta de las cámaras para ratificar la victoria electoral de Biden.

La jueza Moxila Upadhyaya aceptó el jueves dejar libre a Trump, tras la lectura de cargos contra él, y fijó la siguiente vista contra el exmandatario para el 28 de agosto.

Por  María Ortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *