Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ La dominicana Elizabeth Farinho de Núñez y su esposo, el ex embajador dominicano en Ginebra (Suiza), doctor Rubén Darío Núñez, pareja que le da la vuelta al mundo con dos banderolas en la que muestran la efigie de la Virgen de La Altagracia, testimoniaron la devoción a la patrona de la República Dominicana en  58 países que han visitado.

Nacida en Santo Domingo, capital dominicana, hija de padre portugués y madre dominicana, Elizabeth que una artista plástica dijo que ella pertenece a la diáspora pero por fe a la Virgen de La Altagracia, la llevó en su tercer crucero alrededor del mundo para que se diera a conocer la santa patrona.

La pareja reside actualmente en Orlando (Florida) y viaja con frecuencia a Centroamérica donde realiza obras sociales especialmente con los niños.

Ella exhibe sus obras en museos de Costa Rica, Panamá, Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros países.

“Tocó la casualidad que es la primera vez que una virgen le da la vuelta al mundo my que privilegio tenemos nosotros, los dominicanos de que fuera la Virgen de La Altagracia”, añadió.

Explicó que fueron cuatro meses de viajes visitando diferentes naciones, entre estas algunas en las que practica la religión islámica.

Señaló que los 58 países están ubicados en cuatro continentes con lo que prácticamente le dieron la vuelta al mundo.

“Esto quedará para la historia, fueron nueve sacerdotes a nivel mundial, fueron muchos recibimientos que nos dieron y es un privilegio que la virgen de La Altagracia fuera llevada alrededor del mundo por el doctor Rubén Darío Núñez y por Elizabeth Farinho de Núñez que soy una artista que ha vivido mucho tiempo fuera”, añadió la devota altagraciana.

“Hemos vivido por mucho tiempo en otros países, tenemos y nos sentimos orgullosos de poder llevar a nuestra virgen alrededor del mundo por primera vez. Que viva la República Dominicana, que viva nuestra virgen de La Altagracia que ha hecho muchos milagros”, relató Farinho.

“La llevé por un milagro que tuve”, señaló brotándole lágrimas.

Narró que fue un día del rosario cuando olfateó un olor a rosas y aconsejaron que se chequeara los pulmones.

“Uno dice que la virgen nada… esos son sentimientos. Fui al doctor y tenía una bolita (tumorcito) y el médico que no y ciertamente tenía cáncer”, dijo.

“Fui liberada del cáncer”, exclamó entre sollozos.

“No me han dado terapia, no me han dado quimio, nada. Y por eso es que la llevo, por fe, no es por otra cosa. Nosotros no pedimos dinero, nada, lo hacemos por fe y de orgullosa como dominicana que soy a pesar de que soy portuguesa también porque mi apellido Farinho es portugués”, subrayó.

Agradeció y saludó al mundo entero por recibirla a ella, su esposo y la virgen en la peregrinación mundial que quedará en la historia.

Gracias a la pareja se conoce la virgen de La Altagracia en otros países del mundo que no son católicos ni de habla hispana, dijo Farinho.

“Las iglesias se están cerrando principalmente en Europa. Ya no hay mucha gente con fe y tuve controversias porque me han cuestionado que si yo creo en la virgen. Sí, yo creo en la virgen porque tengo fe  y también creo en el Espíritu Santo, en todo. Las cosas una las hace por gratitud”, reveló.

“Por eso hay que saber que la virgen le dio la vuelta al mundo de las manos mías y de mi esposo”, agregó.

El ex embajador citó que entre los países visitados estuvieron África, Europa, Marruecos, España, Portugal, Inglaterra, Escocia, Holanda, Noruega, Suecia, las islas Azores e islas canarias, Holanda y muchos otros.

Farinho señaló que el recibimiento en algunos países musulmanes fue un poco difícil pero numerosos islámicos se dejaban tomar fotos dentro de las tiendas.

Le preguntó a uno de ellos que si podía escribir el nombre de la virgen y le dijo que no.

“Nos recibieron con gratitud pero ellos no aceptan y tenemos que tener delicadeza y armonía, les dejaba los separadores de libros con la virgen que damos y estamos muy orgullosos de poder hacer esto”, puntualizó.

La pareja mantiene el sitio www.virgenviajaporelmundo.com en Instagram y en acento.com donde muestran la esencia cultural de su viaje por el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *