Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ Una masiva expresión de duelo comunitario se verificó ayer miércoles en el funeral de la señora Lidia Rodríguez la madre del comisionado dominicano del Departamento de Transporte de la ciudad (DOT), Ydanis Rodríguez en la funeraria Ortiz en el Alto Manhattan donde cientos se dieron cita para unirse a su luto.

Ella nació el 24 de febrero de 1930 muriendo el 7 de agosto 2024, a los 93 años de edad. Murió por complicaciones de salud.

Fue una de las dominicanas pionera de la migración dominicana a Estados Unidos y levantó junto a su esposo, una familia de profesionales de gran prestigio en la diáspora, Ydanis, primero concejal por varios períodos en el distrito 10, Martín un destacado oficial de la policía de Nueva York, Carlos, uno de los funcionarios claves en la oficina del contralor de la ciudad y las hijas descollando en educación y otras áreas.

“Forever in Our Hearts”  (Por Siempre en Nuestros Corazones) fue el lema en inglés con el que se despidió a progenitora y matriarca.

El alcalde Eric Adams asistió al funeral acompañado por varios comisionados y subcomisionados.

Una comisión del Gobierno encabezada por el cónsul general Eligio Jáquez, el director de prensa del presidente, Daniel García Archibald y el director general del INDEX en República Dominicana, viceministro de relaciones exteriores, Carlos de la Mota y el director de relaciones públicas del consulado, Elías Barreras Corporán, entre otros.

Periodistas de medios dominicanas y cadenas hispanas de televisión acudieron al funeral.

También dirigentes de todos los partidos políticos, concejales, senadores y asambleístas estatales y funcionarios municipales y del estado.

Los dolientes tuvieron que hacer largas filas para poder llegar el féretro a darle las condolencias a Rodríguez.

La difunta, en un ataúd blanco y con mortaja del mismo color, estaba rodeada de abundantes coronas y ramilletes de flores.

Un resumen gráfico de su vida fue pasado en videos en una pantalla ubicada en la sala fúnebre mientras canciones dedicadas en su memoria sonaban y se mostraban bajantes con docenas de fotografías que recogen las diferentes etapas de su vida.

Al ser abordado y roto por la pérdida de la madre, Ydanis declinó hablar de los aportes de ella a la comunidad dominicana en el Alto Manhattan, residiendo en el sector Inwood por décadas.

La cantidad de asistentes al funeral que se realizó de 5:00 de la tarde a 9:00 de la noche se estima en casi 2 mil personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *