miércoles 24 de julio de 2024 12:07 pm

La enfermera estadounidense Alix Dorsainvil y su hija fueron liberadas tras haber sido secuestradas en Haití; el ministerio cristiano El Roi Haití, para el que trabajaba la mujer, confirmó su liberación.

La enfermera estadounidense Alix Dorsainvil de New Hampshire y su hija han sido liberadas después de haber sido secuestradas hace 13 días en Haití.

Alix Dorsainvil trabajaba para el ministerio cristiano sin fines de lucro El Roi Haití, sirviendo a la comunidad haitiana cuando ella y su hija fueron tomadas como rehenes el 27 de julio.

Ese día, testigos describieron a hombres armados irrumpiendo en la pequeña clínica de la organización en Puerto Príncipe, apoderándose de ella por la fuerza.

La organización El Roi Haití, para la que trabajaba Dorsainvil, expresó su “gratitud e inmensa alegría” en un comunicado, confirmando la liberación segura de Alix Dorsainvil y su hija.

Sin embargo, los detalles sobre las circunstancias de su liberación y su posible regreso a Estados Unidos siguen sin revelarse.

El Departamento de Estado de Estados Unidos agradeció la noticia, pero se abstuvo de brindar información adicional sobre la situación o el estado de la pareja, respetando la privacidad de la familia.

Un vocero expresó su agradecimiento por la asistencia brindada por los socios de inteligencia tanto de Haití como de Estados Unidos para garantizar la liberación segura de los cautivos.

“Como pueden imaginar, estas personas han pasado por una prueba muy difícil, tanto física como mentalmente”, dijo el portavoz en un comunicado, según informa la cadena CBS

El secuestro de Alix Dorsainvil es uno más amplio de los secuestros desenfrenados en la capital haitiana. Port-au-Prince ha estado lidiando con tasas de criminalidad en aumento, impulsadas principalmente por grupos criminales fuertemente armados.

Este secuestro en particular fue uno entre muchos que han ocurrido en la región, con numerosos ciudadanos extranjeros siendo víctimas de las redes criminales.

Los informes indican que los secuestradores no identificados supuestamente exigieron un rescate de $1 millón por Dorsainvil y su hija, un conocido modus operandi de las bandas armadas que han plagado a Haití desde el asesinato de su presidente en 2021.

La organización El Roi Haití, a la que Alix Dorsainvil dedicó su servicio, “está comprometida a ampliar el acceso a una educación asequible y brindar educación basada en la fe a los niños locales”, según su sitio web.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *