Los bombardeos rusos en Kherson han provocado una devastadora pérdida de vidas, incluido un bebé, y numerosos heridos.

Una ola de tragedia se extendió por la región de Kherson cuando los bombardeos rusos se cobraron la vida de siete personas, incluido un bebé indefenso, y dejaron al menos 20 heridos, según informes de funcionarios ucranianos.

El asalto apuntó tanto a la capital regional como a las áreas circundantes, reavivando los temores y las tensiones en una región que ya ha sido testigo de una buena cantidad de conflictos.

El devastador número de víctimas del ataque se siente profundamente en Kherson, lo que llevó al gobierno regional a declarar un período de duelosegún el Evening Standard.

La desgarradora pérdida de vidas, incluida la de una pareja, su bebé de 23 días y otro hombre en la aldea de Shyroka Balka, subraya la naturaleza indiscriminada de la violencia. Trágicamente, el hijo de 12 años de la pareja, gravemente herido en el asalto, sucumbió a sus heridas en un hospital.

El ministro del Interior, Ihor Klymenko, expresó su condena de la violencia y los terroristas detrás de ella, afirmando en Telegram: “Los terroristas nunca dejarán de matar civiles voluntariamente. Los terroristas deben ser detenidos. Con fuerza. No entienden nada más”, según el medio inglés.

Se informó de víctimas adicionales en varios asentamientos de la región, lo que destaca aún más el impacto generalizado del bombardeo. Los funcionarios ucranianos, incluido el gobernador Oleksandr Prokudin, se han visto obligados a compartir los sombríos detalles del ataque, lo que subraya el dolor y la angustia colectivos que sienten las comunidades afectadas.

Tensiones y desafíos en la región de Kherson

El asalto a Kherson se produce en medio de tensiones y conflictos en curso en la zona. La viceministra de Defensa de Ucrania, Hanna Maliar, recientemente disipó los rumores de que las fuerzas ucranianas desembarcaron en la orilla izquierda ocupada del río Dnipro en la región de Kherson. El incidente destaca la compleja situación geopolítica y los continuos esfuerzos de varias facciones por mantener el control.

Si bien el ejército de Ucrania lanzó una contraofensiva para recuperar los territorios ocupados por Rusia, el estratégico río Dnipro ha planteado un obstáculo importante para avanzar más en la región de Kherson.

El ataque reciente agrava los desafíos que enfrenta la población local, ya que las secuelas de la ruptura del río causada por las supuestas acciones rusas en junio ya han creado una crisis humanitaria con viviendas destruidas y enfermedades inminentes.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *