Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El traficante dominicano de armas fantasmas, Roberto Alcántara de 36 años de edad se declaró culpable de enviar cargamentos de más de 100 armas a la República Dominicana donde las vendió a través de internet y lavado del dinero ilícito obtenido de las ventas del arsenal.

Alcántara quien promovía la venta de las armas desde su residencia en Providence, Rhode Island y daba instrucciones en youtube de cómo ensamblarlas y usarlas para disparar, fue capturado en septiembre el 20 de septiembre 2021 mientras se desplazaba en su vehículo con 45 kits de las armas fantasmas.

Admitió que también lavó el dinero que obtuvo por las ganancias de las ventas de los artefactos en la República Dominicana pero no quedó claro a través de cual vía las enviaba al país caribeño.

Un comunicado de la oficina dl fiscal federal del distrito sur en Nueva York, anunció que será sentenciado por un juez federal el 15 de noviembre de este año, enfrentando hasta 20 años en la cárcel.

La fiscalía informó que se declaró culpable en la corte federal en Manhattan de conspiración para traficar armas de fuego y conspiración para lavar dinero de su tráfico de armas de fuego. Conspiró para vender más de 100 armas fantasmas a individuos en la República Dominicana.

El fiscal federal del distrito sur  Damian Williams dijo que  Robert Alcántara construyó armas fantasmas imposibles de rastrear y conspiró para vender más de 100 de ellas a individuos en la República Dominicana. “Gracias al trabajo de nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley, su descarado esquema de tráfico de armas se ha detenido”, añade el comunicado.

El expediente reporta que el 20 de noviembre de 2021, Alcántara fue detenido en su vehículo en posesión de kits para construir aproximadamente 45 armas fantasmas. Fue interrogado por agentes de la ley y declaró que planeaba convertir los 45 kits en armas de fuego de trabajo y que tenía 50 armas fantasmas similares adicionales en su casa. Admitió que recibió pagos por las armas que vendió en la República Dominicana y lavó todo el dinero.

El cargo de conspiración para traficar armas de fuego conlleva una sentencia máxima de cinco años de prisión y un cargo de conspiración para lavar dinero una sentencia máxima de 20 años de prisión.

“Las armas fantasmas imposibles de rastrear representan una seria amenaza para la seguridad pública. Como se alega, el acusado acordó con otros comprar las piezas para estas armas de fuego, juntarlas en su casa y luego vender ilegalmente o intentar vender más de 100 de ellas. Gracias a nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley, el acusado ha sido arrestado y su mortal negocio de armas fantasmas ha sido cerrado”, explica el comunicado.

La acusación alega que desde septiembre de 2019 hasta noviembre de 2021, Alcántara  y otros firmaron un acuerdo para comprar las piezas para más de 100 armas fantasmas, mecanizó las armas fantasmas en su casa en Providence, Rhode Island, y luego vendió ilegalmente las armas fantasmas en funcionamiento y completadas, añade el comunicado.

El 20 de noviembre de 2021, la policía recuperó parte de 45 armas fantasmas en el carro de Alcántara.

Cuando fue interrogado por la policía, Alcántara les dijo falsamente que nunca había vendido o transferido la propiedad de un arma de fuego a ninguna otra persona, y que nunca había transportado un arma de fuego a la República Dominicana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *