A pesar de que la Legislatura estatal aprobó la iniciativa “Acceso justo a la compensación a las víctimas”, la mandataria local todavía no ha dado luz verde al articulado que permite reembolsar costos asociados con daños, como facturas médicas, alojamiento temporal y gastos funerarios.

Han pasado ya varios meses desde que la Asamblea y el Senado estatales aprobaron el proyecto de Acceso Justo a la Compensación a las Víctimas de crímenes, pero la normativa todavía no se ha convertido en ley y sigue en la gabeta de la Gobernadora Kathy Hochul, por lo que sobrevivientes de delitos en Nueva York la instaron a que eche a andar la iniciativa.

A través de una protesta al frente de la sede de la Gobernación del Estado de Nueva York, decenas de manifestantes le exigieron a la Gobernadora Hochul que estampe su firma en la nueva ley para que comience a implementarse. La mandataria tiene hasta el próximo mes de diciembre para darle vía libre o corre el riesgo de quedarse en el aire.

En su llamado, liderado por la coalición Common Justice, más de 50 sobrevivientes de delitos, familias de víctimas y líderes neoyorquinos advirtieron que la normativa aprobada por Albany es de vital importancia para aquellas personas y familiares de quienes fueron objeto de crímenes para poder acceder a un programa de financiamiento estatal que les otorgaría compensación.

La ley de Acceso justo a la compensación autoriza reembolsar los costos asociados con los daños sufridos por las víctimas, entre los que se encuentran facturas médicas, alojamiento temporal y gastos funerarios.

“La gobernadora Hochul comprende la importancia de este tema. También comprende que la mayoría de los neoyorquinos ni siquiera saben que existe esta financiación. Es por eso que hemos lanzado una coalición a nivel estatal con Moms Demand Action, RAPP, Katal y New Yorkers Against Gun Violence”, aseguró Marquis Jenkins, director Common Justice, quien destacó que el llamado para que no se dilate más la firma de la ley de protección, se da justo cuando la gobernadora Hochul lanzó una campaña en todo el estado para crear conciencia sobre los recursos disponibles para las víctimas de delitos, lo que deja ver que está en la misma página de sus exigencias.

Defensores de comunidades vulnerables, quienes además realizaron acciones similares en Buffalo para exigir más apoyo a los sobrevivientes de crímenes, entre ellos la violencia doméstica, insistieron en que la legislación por la que abogan haría que los fondos sean más accesibles para los neoyorquinos, especialmente para víctimas negras y latinas, indocumentadas y LGBTQ+.

A casi el 50% de las víctimas negras se les niega compensación por no cooperar con las autoridades. Esto no se debe a ninguna culpa suya. Esto se debe a los ciclos generacionales de experiencias traumáticas que han tenido con agentes de policía y autoridades”, destacó Xenia Barnes, cofundadora de la Fundación Melquain Jatelle Anderson, en honor a su sobrino perdido a causa de la violencia armada en 2017.

Durante la manifestación en la sede de la Gobernación, algunos de los presentes hicieron especial hincapié en los estragos que delitos como la violencia doméstica causan a diario en Nueva York, no solamente para las víctimas sino también para sus familiares, y mencionaron que dar luz verde a la legislación de compensación es un acto necesario y urgente.

“Le insto a que se una a nosotros, Gobernadora Hochul, únase a nosotros para honrar a nuestra gente firmando el Acceso Justo a la Compensación a las Víctimas. Este es un problema racial y social, y usted lo sabe”, dijo Kilsy Hidalgo, fundadora de la organización Long Live Our Butterfly.

Todos los sobrevivientes merecen un acceso justo y equitativo a la sanación. Los familiares de las víctimas que ya no están aquí, debemos centrarnos en la curación. Ayúdanos a ayudarnos a nosotros mismos, a nuestra comunidad y a nuestro futuro”, mencionó la líder, quien vivió en carne propia los estragos de la violencia doméstica con el caso de su hermana Ramona Elizabeth Rodríguez.

Salomón Acevedo, Defensor Público Adjunto de Justicia, Salud y Seguridad, cuestionó a la mandataria estatal por no haber firmado ya la ley de ayuda, especialmente cuando Hochul ha dejado ver que apoya a las víctimas de delitos y programas de protección.

“La gobernadoraha defendido esto durante muchos meses, entonces, ¿cuál es el retraso? ¿Por qué estamos esperando? Esto es algo que debe suceder hoy”, dijo el líder comunitario. “Los sobrevivientes de violencia doméstica necesitan esta protección y es por eso que nuevamente le pedimos a la gobernadora que firme el proyecto de ley. Dejen de hacernos perder el tiempo y dejen de hacer daño a otros neoyorquinos”.

Los manifestantes concluyeron su jornada pidiendo a la Gobernadora que firme la ley ahora que está a punto de cumplir 65 años, como un regalo para ella y para los neoyorquinos.

Detengamos los ciclos de violencia en Nueva York para su cumpleaños este año”, dijeron. “Feliz cumpleaños a ti, feliz cumpleaños a ti. Firme nuestro proyecto de ley para ayudar a los sobrevivientes. ¡Se lo hemos traído directamente!”.

La mandataria estatal no se ha referido a la petición de los manifestantes todavía.

Por  Edwin Martínez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *