Un hombre de 62 años, que trabajó durante un cuarto de siglo en un consulado estadounidense, fue detenido por el Servicio Federal de Seguridad, que ahora quiere interrogar a dos diplomáticos.

El Servicio Federal de Seguridad (FSB, antigua KGB) de Rusia presentó este lunes cargos contra un ciudadano ruso, exempleado del Consulado General de Estados Unidos en Vladivostok (extremo oriente), por supuestamente reunir información de manera confidencial para Estados Unidos sobre la marcha de la guerra en Ucrania.

El acusado, identificado como Robert Shonov, realizó encargos desde septiembre de 2022 hasta el momento de su detención, en mayo pasado. Entre sus tareas estaba reunir información sobre la marcha de la invasión rusa a Ucrania, los procesos de movilización en las regiones y los problemas que podrían influir en las acciones de protesta de la población de cara a las presidenciales rusas de 2024.

Según el FSB, Shonov, de 62 años, llevó a cabo esas presuntas actividades a cambio de “una remuneración material”, y por pedido “de los empleados del servicio político de la embajada norteamericana en Moscú Jeffrey Sullin y David Bernstein”.

Las autoridades rusas buscan ahora interrogar sobre este caso a ambos representantes estadounidense, lo que supondría un quiebre en las tradiciones diplomáticas.

Hasta ocho años de cárcel podría recibir Shonov

El exempleado del Consulado General de EE.UU. de Vladivostok podría ser condenado a una pena de hasta ocho años de prisión, el máximo que contempla el artículo 275.1 del código penal ruso, que sanciona el delito de “colaborar de manera confidencial” con un país extranjero o una organización internacional. El FSB difundió también un video en el que el sospechoso confiesa sus actividades.

En imágenes dadas a conocer por la prensa, se ve a Shonov siendo trasladado tras su detención a través de una calle nevada. Se desconoce la fecha real de esa grabación. Desde el inicio de la ofensiva a gran escala en Ucrania en febrero de 2022, las autoridades rusas han detenido con regularidad a personas acusadas de trabajar para Kiev o de espiar en beneficio de gobiernos occidentales.

Shonov trabajó durante 25 años en el consulado estadounidense, hasta que las autoridades del régimen ruso restringieron en número de funcionarios en las representaciones diplomáticas del país.

Por  Deutsche Welle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *