NUEVA YORK. —El presidente de la organización Veteranos Dominicanos de America, Samuel “Sammy” Ravelo, envío una misiva al presidente de los Estados Unidos de America, Joseph “ Joe “ Biden Jr, en la que le solicitó que se le facilite una visa humanitaria al padre el soldado más joven que dio la vida en el cumplimento del deber en la guerra.

“Espero que al recibir es mensaje se encuentre bien. Quería compartir con usted la carta que el Teniente retirado del Departamento de la Policía de Nueva York ( NYPD ) que envió al Presidente de los Estados Unidos de America, Joe Biden”, see lee en escrito de Ravelo.

“ Hasta la fecha , he pasado cinco semanas enviando cartas persistentes al Presidente Biden, junto con publicaciones activas en línea, para crear conciencia sobre una situación angustiante que está impactando a una familia en nuestra comunidad dominicana en Nueva York”, planteó en el documento.

“Es una situación que, ciertamente, debería provocar una sensación de indignación y un llamado a la acción entre nosotros”, expresa el también veterano de guerra.

“ Agradezco sinceramente por su interés en esta causa. Adjunto a este misiva, encontrarás la más reciente misiva he enviado al Presidente Biden continuando con nuestros esfuerzos de abogacía” , explicó .

Saludos cordiales,

Sammy Ravelo
Presidente
Veteranos Dominicanos de América

Carta íntegra

Estimado Presidente Biden,

Le escribo para expresar mi profunda decepción y preocupación por un tema reciente que me ha llamado la atención. Como orgulloso veterano de la marina de los Estados Unidos y presidente de Veteranos Dominicanos de América, una organización sin fines de lucro que aboga por los derechos de los veteranos, tengo un fuerte sentido del deber y un profundo aprecio por los sacrificios realizados por nuestros hombres y mujeres en servicio y sus familias. Por lo tanto, me parece profundamente preocupante que el padre del soldado de primera clase Luis A. Moreno, un veterano del ejército estadounidense nacido en República Dominicana y criado en el Bronx, se enfrente actualmente a la denegación de una visa para venir y estar con su esposa moribunda durante su momento de necesidad. Con solo 19 años, el soldado Moreno fue el soldado más joven del Bronx en morir en las guerras de Irak y Afganistán de los 14 de ese condado que dieron su vida por este país.Esta situación no solo es desgarradora, sino que también plantea preguntas sobre las prioridades de nuestra nación. Si bien entiendo la importancia de mantener la seguridad fronteriza y un sistema de inmigración bien regulado, es desalentador presenciar tal situación cuando se informa que miles de inmigrantes ilegales están ingresando a los Estados Unidos. El contraste entre la denegación de la visa de Manuel Moreno y la afluencia de inmigrantes ilegales es marcado e inquietante.Además, me he enterado de que los cambios recientes en las leyes de inmigración han favorecido a los delincuentes convictos que fueron deportados por delitos cometidos en los Estados Unidos. Si bien reconozco la necesidad de un sistema de inmigración equilibrado y justo, es desconcertante ver estos cambios que parecen priorizar a las personas con antecedentes penales sobre la difícil situación de un padre afligido que busca estar con su esposa enferma.Es fundamental señalar que el Sr. Manuel Moreno reconoce el error que cometió en 1992 y lamenta profundamente sus actos. Ha asumido la responsabilidad de sus errores pasados y ya ha pagado un alto precio al perder a su hijo al servicio de nuestro país. Creo que ha mostrado remordimiento y un compromiso para cambiar su vida, y merece la oportunidad de estar con su familia durante este momento difícil.Como presidente de los Veteranos Dominicanos de América, creo firmemente que podemos encontrar una manera de equilibrar nuestras preocupaciones de seguridad nacional con la compasión por personas como el Sr. Manuel Moreno, que ya han dado tanto a nuestro país. Le solicito respetuosamente que utilice su posición como funcionario electo para abogar por una revisión de la solicitud de visa del Sr. Moreno y explorar cualquier vía disponible para facilitar su reunión con su esposa enferma. Esto no sólo reflejaría los valores de unidad y compasión de nuestra nación, sino que también honraría el servicio y el sacrificio de nuestro personal militar y sus familias.Agradezco su tiempo y atención a este asunto, y confío en que adoptará las medidas necesarias para abordar esta cuestión. Nuestro país siempre ha sido un símbolo de esperanza y unidad, y espero que podamos seguir defendiendo estos valores mientras garantizamos la seguridad de nuestras fronteras.Gracias por su servicio a nuestra comunidad y a nuestra nación, y por considerar mis preocupaciones. Espero tener noticias suyas y ver una solución compasiva a esta angustiosa situación.”Atentamente,
Sammy Ravelo
Presidente
Veteranos Dominicanos de América

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *