miércoles 24 de julio de 2024 12:19 pm

La advertencia llega junto con una amenaza del canciller israelí, Israel Katz, de desatar una “guerra total” contra la milicia libanesa.

El ejército israelí afirmó que se “aprobaron y validaron” planes para una eventual ofensiva en Líbano, coincidiendo con un repunte de los enfrentamientos con el movimiento Hezbolá y con una calma relativa en los combates en Gaza.

La guerra en Gaza derivó en un incremento de las tensiones en la región, con las fuerzas israelíes y el movimiento chiita libanés Hezbolá, respaldado por Irán y aliado de Hamás (organización considerada terrorista por la Unión Europea y otros países), enfrentándose casi a diario en la frontera entre Israel y Líbano.

“Se aprobaron y validaron planes operativos para una ofensiva en Líbano”, durante una reunión de los comandantes para evaluar la situación, indicó el ejército en un comunicado.

Poco antes, el canciller israelí, Israel Katz, amenazó con desencadenar una “guerra total” contra el movimiento islamista libanés, respaldado por Irán, tras semanas de duelos de artillería fronterizos.

Katz hizo estas declaraciones después de que el Hezbolá publicara imágenes que, según aseguró, fueron tomadas por un dron en Haifa, una ciudad portuaria del norte de Israel.

Katz: “Hezbolá será destruido y Líbano duramente golpeado”

“Estamos muy cerca del momento en que decidiremos cambiar las reglas de juego contra Hezbolá y Líbano. En una guerra total, Hezbolá será destruido y Líbano duramente golpeado”, advirtió Katz, según un comunicado de su oficina publicado en la red X.

El anuncio israelí llegó el mismo día que aterrizó en Beirut, Amos Hochstein, el principal mediador de la Casa Blanca en el conflicto entre Israel y Hezbolá.

Los planes militares israelíes, de los que no trascendieron más detalles, fueron aprobados por el comandante en jefe del Comando Norte, Ori Gordin, y el jefe de la dirección de operaciones, Oded Basiuk, quienes según el comunicado llevaron a cabo una evaluación conjunta de la frontera norte.

El asesor estadounidense Amos Hochstein, viajó a Beirut después de reunirse ayer con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, su ministro de Defensa, Yoav Gallant, y los líderes de la oposición.

EE.UU. quiere evitar una nueva guerra

Hochstein aseguró en conferencia de prensa que la situación “es seria”, pero que el Gobierno del presidente Joe Biden quiere “evitar una escalada mayor” hacia una guerra.

Desde el inicio de la guerra en Gaza, tanto Israel como Hezbolá mantienen hostilidades a diario en la frontera, que se han ido incrementando con el lanzamiento de cientos de cohetes y el asesinato selectivo, a manos de Israel, de algún alto cargo.

En estas escaramuzas, Hezbolá ha perdido a al menos 315 milicianos, algunos en ataques en Siria, y también han muerto en el lado libanés 63 integrantes de otras milicias, un soldado libanés y más de 92 civiles, incluidos diez menores y tres periodistas.

En Israel han muerto 25 personas en el norte: 15 militares y 10 civiles.

Por Deutsche Welle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *