SANTO DOMINGO.- Las relaciones comerciales entre la República Dominicana y Brasil han jugado un papel determinante en el crecimiento y avance de sus economías, beneficiando a ambas naciones y asegurando el desarrollo de sus sociedades y la de sus ciudadanos, obligando a ambos países a seguir fortaleciendo esta relación “ganar-ganar”.

Un comunicado de prensa indica que del dinamismo comercial entre dominicanos y brasileños no solo se benefician los exportadores e importadores de uno y otro país, sino también pequeños comerciantes que pueden hacer negocios con la variedad de productos involucrados en este flujo.

Actualmente, la República Dominicana tiene la necesidad de lograr un mayor acuerdo para la importación carnívora al mercado, con el propósito de dar soporte a los productores, evitar la escasez de productos y -a su vez- una crisis.

El comunicado agrega que el país caribeño es la economía de mayor y más rápido crecimiento de la región caribeña, y es el principal destino turístico del Caribe, sobrepasando la barrera de 10 millones de turistas en 2023, con la expectativa de superar los 11 millones de visitantes para finales del 2024.

Anualmente, la República Dominicana produce unas 76,000 toneladas métricas de carne de cerdo, pero el consumo de esta es superior a as 127,180 toneladas, de acuerdo con datos del Ministerio de Agricultura Dominicano.

Mientras que la producción de la carne de res anual alcanza las 62,317 toneladas, pero el consumo supera las 67,085 toneladas. Por otro lado, la producción de pollo para el año 2021 fue de 346,883 toneladas métricas, pero el mercado dominicano consumió 389,870 toneladas, de acuerdo a datos del Ministerio de Agricultura.

Estas estadísticas ponen de manifiesto la necesidad que tiene el mercado dominicano de contar con un aliado confiable que supla esta demanda y evite se creen situaciones de escasez.

Por su parte, Brasil es conocido por contar con uno de los sectores agrícolas más grandes del mundo y con los más altos estándares de calidad y seguridad. Lo que, sumado a las relaciones diplomáticas y comerciales que por más de cien años han existido entre ambas naciones, convierten al país suramericano en el mejor aliado para esta situación.

Ambos países se encuentran en una interesante oportunidad para lograr darle solución a la realidad que vive el sector cárnico dominicano, y para seguir dinamizando la economía del país con mayor nivel de crecimiento y expectativa de los próximos años en la región del Caribe.

Una relación diplomática de más de 100 años

República Dominicana y Brasil establecieron relaciones diplomáticas en el año 1908 y desde entonces ha existido un vínculo de hermandad entre estas dos naciones en todos los órdenes.

En esta histórica relación, el comercio ha jugado un papel de primer orden y se ha ido fortaleciendo a través de los años con la firma de acuerdos bilaterales que han redundado en beneficio para los dos países.

Otros grandes beneficiados de este intercambio son los ciudadanos de ambos países, los cuales tienen acceso a una amplia gama de mercancías de la más alta calidad y a precios competitivos.

Crecimiento económico binacional

Las estadísticas de la Dirección General de Aduanas (DGA), establecen que el intercambio comercial de exportaciones e importaciones entre República Dominicana y Brasil generó más de 911 millones de dólares durante el período 2020-2023.

Hasta mayo de 2024 el comercio dominico-brasileño había movilizado recursos por el orden de los 415 millones de dólares, de acuerdo con datos de la DGA.

La tendencia es que el buen comportamiento de las actividades económicas entre estas dos naciones hermanas continúe en incremento.

elnuevodiario.com.do

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *