miércoles 24 de julio de 2024 11:25 am

El hombre se declaró culpable de 74 cargos federales relacionados con delitos de odio y portación de armas como parte de un acuerdo.

Anderson Lee Aldrich, el tirador que abrió fuego en el Club Q de Springs, Colorado en 2022, fue condenado a 55 cadenas perpetuas sin libertad condicional por crímenes de odio relacionados con la muerte de cinco personas, además de herir a 19. El acusado se negó a disculparse o decir algo a las familias de las víctimas.

El reo, de 24 años, se declaró culpable de 74 cargos federales relacionados con delitos de odio y portación de armas de fuego, como parte de un acuerdo de culpabilidad, según los documentos de la corte a los que EFE tuvo acceso.

“La admisión de que se trataba de crímenes de odio es importante para el gobierno y es importante para la comunidad del Club Q”, dijo la fiscal Alison Connaughty.

Fiscales no solicitaron la pena de muerte

Los fiscales optaron por no solicitar la pena de muerte en el caso y el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció en enero que había llegado a un acuerdo de culpabilidad con Aldrich.

La jueza Charlotte Sweeney, la primera jueza federal abiertamente gay en Colorado, aceptó el acuerdo de declaración de culpabilidad y condenó a Aldrich a 55 cadenas perpetuas sin posibilidad de libertad condicional, seguida de una sentencia de 190 años de prisión, informó AP.

“Esta comunidad es mucho más fuerte que tú”

“Fuiste al espacio seguro de esta comunidad y asesinaste a personas en masa”, dijo la jueza Sweeney, y agregó que era apropiado sentenciarlo a cadena perpetua durante el mes del Orgullo, que honra a la comunidad LGBTQ.

“Esta comunidad es mucho más fuerte que tú, más fuerte que tu armadura y más fuerte que tus armas y seguro que más fuerte que tu odio”, le expresó la jueza, según el canal local de ABC.

Además de los cargos federales, el acusado ya había sido sentenciado a más de 2,000 años de prisión estatal en junio de 2023, después de declararse culpable de cinco cargos de asesinato en primer grado y 46 cargos de intento de asesinato en primer grado.

Entró al club con un rifle semi-automático

El 19 de noviembre de 2022, Anderson Lee Aldrich entró alrededor de las 10:15 horas en al Club Q, en Colorado Springs. A la media noche regresó con un rifle semi-automático y un chaleco antibalas y abrió fuego de forma indiscriminada.

Los fiscales dijeron que Aldrich gastó más de $9,000 dólares en compras relacionadas con armas de docenas de proveedores entre septiembre de 2020 y el ataque, señaló AP.

Dentro del apartamento del acusado se encontró un mapa dibujado a mano del Club Q con un punto de entrada y salida marcado, junto con una carpeta negra con material de entrenamiento titulado “Cómo manejar a un tirador activo”.

Los supervivientes contaron relatos desgarradores del tiroteo, del miedo y la angustia que han vivido desde entonces. Varios pidieron la ejecución de Aldrich

David Kraut, abogado defensor dijo que no había una explicación única para lo que motivó el tiroteo masivo, pero mencionó el trauma infantil, una madre abusiva, el extremismo en línea, el uso de drogas y el acceso a armas, como factores que aumentaron el riesgo de que su cliente se involucrara en violencia extrema.

Con información de EFE y AP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *