miércoles 24 de julio de 2024 12:06 pm

Un hispano de 48 años murió tras ser encontrado con un traumatismo craneoencefálico en un andén en Brooklyn del Metro de NYC. No está claro el motivo del ataque y la policía tampoco tiene una descripción del sospechoso.

Manuel Flores, pasajero de 48 años, murió tras ser encontrado con un traumatismo craneoencefálico en un andén en Brooklyn del Metro de Nueva York.

Los agentes de NYPD fueron llamados a la estación Kosciuszko St., ubicada al aire libre en Bedford-Stuyvesant, alrededor de las 10:20 p.m. del sábado, y encontraron a Flores tirado en el andén de la línea J con destino a Manhattan.

Flores fue trasladado al Hospital Woodhull consciente, pero su condición empeoró y murió al día siguiente. Posteriormente un médico forense dictaminó que fue víctima de un homicidio, informó Daily News.

La víctima vivía a pocas cuadras de la estación en Bedford-Stuyvesant y no está claro el motivo del ataque. La policía tampoco tiene una descripción del sospechoso de la muerte de Flores y no se han realizado arrestos. Quien posea información debe llamar a 1-800-577-TIPS (8477) y en español 1-888-57-PISTA (74782). También a través de la página crimestoppers.nypdonline.org o por mensaje de texto a 274637 (CRIMES), seguido por TIP577. Todas las comunicaciones son estrictamente confidenciales.

A finales de mayo una mujer murió después de saltar frente a un tren subterráneo de la línea F en Midtown Manhattan.

Desde que asumió el cargo en enero de 2022 el alcalde Eric Adams, ex NYPD, anunció varias veces que se duplicaría el número de agentes de la policía en el caótico Metro de NYC. Pero la violencia ha seguido. Este año tres personas han muerto baleadas en el subterráneo. Además, a fines de marzo cinco personas murieron arrolladas en el subterráneo neoyorquino en incidentes separados en una alarmante racha de apenas 72 horas en plena Semana Santa.

La gobernadora Kathy Hochul desplegó en marzo 750 guardias nacionales junto con 250 policías estatales y de la MTA para revisar las pertenencias de los pasajeros en las estaciones más concurridas, citando incidentes violentos como el casi fatal corte en el cuello de un conductor del Metro y el trabajador postal arrojado a los rieles a patadas. También una mujer resultó amputada al ser empujada a las vías por su novio hispano.

Luego el plan “Operation Fare Play” anunció que desplegaría unos 800 agentes en las estaciones para abordar la evasión de tarifas y delitos relacionados, lo que indica en teoría un mayor enfoque en la seguridad del tránsito, indicó NBC News.

Una encuesta divulgada en marzo arrojó que en general los neoyorquinos están insatisfechos con la calidad del transporte público y muchos temen usarlo, alegando preocupaciones por su seguridad. Con frecuencia se reportan hechos delictivos, accidentes, saltos a las vías y retrasos por fallas.

El Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *