La Cúpula de Hierro es considerada como un éxito por la reducción del número de víctimas civiles al interceptar 90% de los cohetes y misiles que son lanzados por los palestinos.

El Ejército de Israel cuenta con un novedoso sistema de defensa conocido como la Cúpula de Hierro, que protege al país del 90% de los misiles que lanzan los milicianos de Hamás desde la franja de Gaza.

El sábado 7 de octubre, cuando se registró el primer atentado terrorista reciente por parte de los palestinos, fueron lanzados más de 3,000 cohetes en menos de 24 horas, según informó Efraim Halevy, exjefe del Servicio de Inteligencia israelí, a la cadena de noticias CNN.

El programa antimisiles, que protege a la población civil, está diseñado para interceptar y destruir cohetes y proyectiles de corto alcance lanzados desde Gaza o el Líbano. Tiene tres componentes principales: el radar de detección y seguimiento, el sistema de control de armas y gestión de batalla y la unidad de disparo de misiles.

¿Cómo funciona la Cúpula de Hierro?

De acuerdo con diversos medios, la Cúpula de Hierro se activa cuando el radar detecta que un cohete o un proyectil está entrando al espacio israelí, por lo que el sistema de control de armas determina si representa o no una amenaza para la población civil del país.

En caso de que el ataque suponga un riesgo para los ciudadanos, ese sistema de control de armas ordenará el lanzamiento de un misil interceptor, que se dirigirá al cohete entrante y lo destruirá antes de que alcance su objetivo.

También tiene la capacidad de alertar, con un minuto de anticipación, a la población de un determinado lugar si está bajo amenaza.

La Cúpula de Hierro, que entró en operación en 2011, es sumamente costosa. Se estima que cada misil interceptor tiene un precio de $60,000 dólares y, aunque es considerada como un éxito por la reducción de la cifra de víctimas civiles por los ataques, todavía queda un 10% restante de cohetes que es incapaz de destruir.

Por  Luis de Jesús

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *