miércoles 19 de junio de 2024 10:17 pm

Una mujer de 62 años fue encontrada muerta en su apartamento de vivienda pública (NYCHA) en Queens la madrugada de ayer. La policía sospecha que fue estrangulada, pero nadie ha sido arrestado.

Jennifer Black, una mujer de 62 años, fue encontrada muerta en su apartamento de vivienda pública (NYCHA) en Queens la madrugada de ayer y la policía sospecha que fue estrangulada.

Los paramédicos que respondieron a una llamada al 911 a la 1:03 a.m. del lunes encontraron el cuerpo de Black dentro de su apartamento de South Jamaica Houses en 159th St. cerca de 109th Ave., dijo NYPD.

La víctima tenía una hemorragia en los ojos, señal de que probablemente había sido estrangulada, dijeron fuentes policiales a Daily News. El médico forense de la ciudad tenía pendiente realizar una autopsia para determinar la causa oficial de la muerte.

No se han realizado arrestos ni identificado sospechosos. Quien posea información debe llamar a 1-800-577-TIPS (8477) y en español 1-888-57-PISTA (74782). También a través de la página crimestoppers.nypdonline.org o por mensaje de texto a 274637 (CRIMES), seguido por TIP577. Todas las comunicaciones son estrictamente confidenciales.  

El jueves dos cadáveres masculinos en avanzado estado de descomposición fueron hallados dentro de un apartamento en el vecindario Kensington de Brooklyn (NYC).

En marzo pasado Jeremy Cortorreal, ex convicto de 33 años, fue arrestado como sospechoso de matar a golpes a su pareja Lissette Gómez (38), madre hallada muerta con heridas en el cuello y la cara en su apartamento en El Bronx (NYC).

También en marzo Michael Baptiste, anciano de 71 años, apuñaló varias veces a su ex novia Claudette Ferron hasta matarla dentro del apartamento que compartían en Brooklyn y horas más tarde se entregó a la policía.

Días después David Salas, hombre de 45 años, fue detenido como sospechoso de invadir el hogar de una anciana en El Bronx, robarla y agredirla sexualmente.

En otro caso similar, en enero la bisabuela dominicana María Hernández (74) fue hallada muerta en su apartamento del Upper West Side de Manhattan, víctima de un aparente robo. Más tarde fueron arrestados y acusados dos hombres, quien se declararon “no culpables”. Ambos tenía antecedentes penales y uno de ellos había trabajado en el edificio donde vivía la víctima.

Todos los cargos son meras acusaciones y se presume que las personas procesadas son inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad en un tribunal. 

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *