Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El presidente ejecutivo de la Junta Agropecuaria de Desarrollo (JAD) aclaró que todavía no hay un acuerdo para sembrar maíz dominicano en Guyana y que se está en estudios de viabilidad  entre agricultores de esa isla y la República Dominicana evaluando las conveniencias de rentabilidad  para ambas islas.

Benítez dijo que sembrar maíz en otros países es una decisión de los empresarios porque para satisfacer la demanda de maíz en República Dominicana que es de 30 millones, 800 mil quintales, se necesita sembrar 5 millones, 133 mil tareas del grano.

“El país tiene 5 millones de tareas bajo riego por lo que no puede dedicar las tierras destinadas a sembrar plátanos, yuca, batatas y arroz para producir maíz”, añadió Benítez.

“Porque entonces dónde vamos a sembrar esos rubros incluyendo las habichuelas. Lo que hay es dejar abierto que quienes quieran invertir en Guyana, inviertan porque es una decisión de cada empresario”, señaló.

“Los gobiernos de República Dominicana y Guyana están tratando de facilitar esa alianza”, reveló Benítez que ha coordinado las reuniones de ambas islas.

“Lo que se ha hablado es de que en Guyana está la sabana que se llama Rupununi (Rupununi Savannah) que está en la frontera con Haití que tiene agua disponible que es más de la mitad de la República Dominicana”, explicó.

“Ahí, estamos haciendo un estudio de viabilidad y si es viable, factible y económicamente se puede, si es rentable, entonces que se haga”, agregó.

Dijo que el estudio no está terminado por lo que no se puede suponer que de sembrarse el maíz dominicana en la sabana de Guyana, habrá un efecto dominó en República Dominicana con aumentos de precios en los pollos, cerdos y productos que necesitan maíz para procesarse.

“Eso es una suposición porque si no es rentable porque tiene ser rentable: igual o más barato el precio que el del maíz americano o el que compramos en Sudamérica, porque si es más caro, ¿qué sentido tiene eso?”, expuso Benítez.

“Estamos suponiendo que es un hecho, no es un hecho, estamos haciendo un estudio y una investigación  para ver la viabilidad económica, si es viable y sale al mismo precio que el maíz americano o el del sudamericano, es una decisión de los inversionistas  lo que se vaya a hacer”, añadió.

Reveló que los gobiernos de las islas involucradas apoyan la iniciativa porque se crearán empleos en Guyana, en República Dominicana y garantiza la estabilidad en el suministro de maíz y Soya.

Recordó que cuando empezó la guerra entre Rusia y Ucrania el precio del maíz se disparó aumentando de $11 a $19 dólares y el de la Soya de $18 a $28 dólares.

“Si tú tienes tu propio maíz, tienes tranquilidad porque no es que pasara de $11 a $19 dólares. Imagínate que se dijera no te vendo a ningún precio, ¿qué íbamos hacer nosotros con los pollos y los puercos?”, refirió Benítez.

“No es mala la idea, Japón ha contratado tierras en otros países con más tierras rentadas que en el propio territorio japonés, Arabia Saudita, otros países árabes, China todo el territorio del mundo”, añadió diciendo que lo de Guyana es un estudio lo que se está haciendo y no es un hecho consumado.

“Los análisis van a decir si es viable o no”,   puntualizó Benítez.

El presidente ejecutivo de la JAD habló del tema con este reportero el martes mientras participaba en la Oncena Feria de Ventas y Comercio de la Asociación Nacional de Supermercados (NSA) en Long Island, Nueva York.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *