El Concejo Municipal de NYC aprobó un paquete legislativo integral buscando mejorar la seguridad en las aguas recreacionales: incluye clases de natación gratis para alumnos de 2do grado y la ampliación de la red de piscinas públicas.

El Concejo Municipal de Nueva York aprobó un paquete legislativo integral buscando mejorar la seguridad en las aguas recreacionales en toda la ciudad y al mismo tiempo brindar más acceso a las piscinas públicas.

Los proyectos de ley, aprobadas la mañana de ayer, ampliarán el acceso a las piscinas públicas y garantizarán que los niños de 2do grado tengan acceso a lecciones de natación gratuitas. Deben ser firmados por el alcalde Eric Adams para entrar en vigencia.

“Hoy, la ciudad de Nueva York da un paso monumental para garantizar que todos los niños puedan nadar”, dijo la concejal Julie Menin. “Por la seguridad de nuestros niños y el bienestar de nuestras comunidades, debemos garantizar que todos los neoyorquinos tengan la oportunidad de aprender a nadar”.

El paquete también crea requisitos para los niveles de informes, dotación de personal y capacitación de salvavidas en piscinas y playas. Los proyectos de ley requieren que la alcaldía también investigue ubicaciones para crear más piscinas públicas.

Según una encuesta de 2017 realizada por el Departamento de Salud, más de una cuarta parte de los niños de la ciudad de Nueva York no sabían nadar, acotó ABC News.

Este verano se reportaron varios casos fatales de ahogamientos de adultos y menores en Nueva York y Nueva Jersey, y escasez de salvavidas por segundo año consecutivo en NYC.

Las tragedias por ahogamientos repuntan durante el verano, por lo que las autoridades recomiendan especial precaución, incluso a nadadores experimentados pues a veces las víctimas son los rescatistas.

Tres personas murieron y otras más tuvieron que ser rescatadas debido a las corrientes de resaca en la costa de Nueva Jersey durante el fin de semana de Labor Day. Días antes un niño de 5 años murió ahogado en la piscina de su hogar en East Moriches, Long Island (NY).

A mediados de agosto un niño autista de 9 años se ahogó luego de desaparecer de la tienda Ikea en Brooklyn (NYC). Días previos un adolescente murió ahogado cuando se lanzó de la popular cascada Fawn’s Leap en las montañas Catskill de Nueva York.

A principios de agosto un padre de 42 años murió ahogado en un canal de Nueva Jersey después de salvar a sus tres hijos. A fines de julio dos adolescentes murieron ahogados en playas de NYC, durante la ola de calor que azotó la ciudad. A principios de ese mes un niño de 13 años que fue milagrosamente rescatado con vida del lago de Prospect Park en Brooklyn (NYC) falleció tras pasar tres semanas gravemente hospitalizado.

En junio un bombero de FDNY murió mientras trataba de salvar a su hija atrapada en una corriente de resaca en la costa de Jersey.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *