miércoles 19 de junio de 2024 11:19 pm

Una mujer mayor tuvo que ser operada de emergencia en Queens (NYC) luego de que sus pulmones fuesen afectados por un falso acupunturista en un centro médico. Ahora él enfrenta hasta 25 años de prisión si es declarado culpable.

Yong De Lin fue acusado de administrar tratamientos de acupuntura, aunque no tiene licencia para ello, y de provocar el colapso de los pulmones de una paciente en Queens (NYC).

De Lin, de 66 años y residente de Flushing, fue procesado el lunes en una acusación de cuatro cargos por agresión, peligro imprudente y ejercicio no autorizado de una profesión, anunció la fiscal del distrito de Queens, Melinda Katz. Se enfrenta a hasta 25 años de prisión si es declarado culpable.

Presuntamente el 10 de mayo de 2022 Shujuan Jiang, una mujer de 63 años, visitó “C&W Medical” ubicado en Union Street en Flushing en busca de ayuda para aliviar el dolor de estómago y espalda. Seis días después regresó y Lin le administró tratamientos de acupuntura. Volvió para 16 tratamientos más entre el 18 de mayo y el 28 de octubre, detalló NBC News.

Fue durante la última sesión de acupuntura que Jiang comenzó a sentirse mal y se recostó en el mismo establecimiento. Supuestamente después de acupuntura adicional y un tratamiento con ventosas fue enviada a casa.

Pero mientras caminaba a casa comenzó a sentir dificultad para respirar y se desplomó en la acera, según la acusación. Un transeúnte llamó al 911 y Jiang fue llevada a un hospital donde se determinó que ambos pulmones colapsaron debido a la acupuntura. Tuvo que someterse a una cirugía inmediata para salvar su vida y permaneció hospitalizada durante seis días.

Durante el curso de la investigación se determinó que Lin no es un acupunturista autorizado y nunca solicitó la licencia estatal requerida.

“La diferencia entre recibir atención médica de un profesional competente y con licencia o de alguien sin licencia puede significar la diferencia entre la vida y la muerte“, dijo Katz en un comunicado. “Como se alega, el acusado no tenía licencia, ni siquiera se había molestado en solicitarla y estuvo a punto de matar a su paciente”.

La oficina del fiscal de distrito insta a cualquier persona que haya recibido tratamientos de acupuntura de Lin, quien trabajó en un consultorio médico en Flushing, a comunicarse con la unidad de fraude a personas mayores al 718-286-6578.

Todos los cargos son meras acusaciones y se presume que las personas procesadas son inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad en un tribunal.

Ha habido múltiples fatalidades y demandas judiciales en los últimos años por mujeres que han recurrido a estafadores que fingen tener una licencia médica. En febrero del año pasado una madre de Connecticut murió abandonada en un hospital tras recibir inyecciones “cosméticas” en El Bronx (NYC).

Por  Andrés Correa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *