Seis ladrones, entre ellos cinco hispanos, se declararon culpables de más de 200 robos en El Bronx la semana pasada, quienes se hicieron con bienes valorados en $3 millones de dólares, incluyendo 54 vehículos.

Un grupo de ladrones de vehículos de El Bronx quienes estaban detrás de una gran red criminal de $3 millones de dólares fueron descubiertos mostrando grandes cantidades de dinero en efectivo y automóviles robados en redes sociales, informaron las autoridades.

Seis personas que integraban el equipo fueron capturados mientras tenían previsto cometer sus crímenes en concesionarios de vehículos, tiendas de teléfonos celulares y negocios de cajeros automáticos en medio de una tasa de hurto mayor en la ciudad de Nueva York, indicó la fiscal general Letitia James.

Asimismo, los acusados se declararon culpables de más de 200 robos la semana pasada y los seis fueron encarcelados, dieron a conocer los fiscales el pasado viernes.

En total, los criminales robaron bienes valorados en $3 millones de dólares, incluyendo al menos 54 automóviles.

Willie Baines, Josepher Cartagena, Brandon Collazo-Rivera, Justin Herrera, Douglas Noble y Alexander Santiago, todos residentes de El Bronx, destrozaban las ventanas de los concesionarios de autos en la noche y los sacaban a través de los vidrios rotos, señalaron los funcionarios.

Había ocasiones en las que los ladrones se burlaban de la policía y esperaban que las alarmas antirrobo los llevara hasta los concesionarios antes de guiarlos a persecuciones a alta velocidad por medio de vecindarios residenciales en escenas que parecían de las películas de “Rápido y Furioso”, dijeron los fiscales.

Averiguaciones de 13 meses encabezada por la Unidad de Delitos Automovilísticos del Departamento de Policía de Nueva York y el Grupo de Trabajo contra el Crimen Organizado de la AG, llamó a la misión “Operación Redline”, debido a la línea roja de los velocímetros de los autos robados.

Los perpetradores a menudo subían a la red social Instagram sus fechorías mostrando los bienes robados, lo que ayudó a los detectives a conectarlos con los crímenes, informó New York Post.

La ola de robos se extendió por negocios de casi toda la ciudad, suburbios del norte, Long Island, Nueva Jersey y Connnecticut.

“Las seis personas condenadas y sentenciadas se embarcaron en una ola de delitos que afectó a los negocios y residentes en todo el estado de Nueva York”, apuntó James en un comunicado.

“Estos ladrones dejaron un rastro de vidrios rotos, negocios destrozados y peligrosas persecuciones a alta velocidad a su paso. Agradezco a mis socios en las fuerzas del orden locales por su coordinación y apoyo mientras derribamos a este peligroso grupo. Nuestras comunidades están más seguras ahora que estas seis personas han sido llevadas ante la justicia”.

Cartagena, de 27 años; Collazo-Rivera, de 26; Noble, de 29 años, y Santiago, de 28, se declararon culpables de hurto mayor en segundo grado, revelaron las autoridades.

Por su parte, Herrera, de 23 años, se declaró culpable de robo en tercer grado. Baines, de 47 años, se declaró culpable de intento de robo en tercer grado.

Todos fueron sentenciados a condenas no reveladas, de acuerdo con los fiscales que no entraron en detalles.

Por  Marlyn Montilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *