miércoles 19 de junio de 2024 10:18 pm

15 años después, un jurado federal ordenó que se le otorguen $35 millones de dólares a la familia de un joven latino que murió bajo custodia policial en Long Island (NY) tras una parada de tráfico.

Un jurado federal ordenó que se le otorguen $35 millones de dólares a la familia de Kenny Lazo, un joven de 24 años que murió bajo custodia policial en Long Island (NY) en 2008.

Según la decisión del jueves al cierre del juicio de tres semanas en Central Islip, Lazo murió después de ser golpeado por la policía con linternas y puños durante una parada de tráfico en el condado Suffolk. Su deceso fue declarado oficialmente como un paro cardíaco, recordó News 12. Un portavoz del condado Suffolk dijo que apelarán el veredicto.

Lazo, quien inicialmente fue llevado a una comisaría cercana en lugar de a un hospital, tenía 36 heridas en todo el cuerpo, dijo Frederick K. Brewington, abogado de la familia demandante.

Fue absolutamente espantoso cómo la policía del condado Suffolk abusó físicamente y humilló al Sr. Lazo, y luego trató de encubrirlo”.

El abogado concluyó el jueves que “se ha hecho justicia”, informó Newsday. La demanda por homicidio culposo se presentó en 2009 contra el Departamento de Policía de Suffolk, el propio condado y cinco policías.

“Fue absolutamente espantoso cómo la policía del condado Suffolk abusó físicamente y humilló al Sr. Lazo, y luego trató de encubrirlo”, afirmó Brewington. “Ninguna familia debería tener que pasar por lo que tuvo que pasar la familia del Sr. Lazo”.

El jurado determinó que la familia de Lazo debe recibir $13.5 millones de dólares en daños compensatorios y $21.5 millones en daños punitivos.

El joven fue detenido por la policía en una rampa hacia Southern State Parkway en Bay Shore el 12 de abril de 2008. Marc Lindemann, un abogado que representa a la policía, dijo que Lazo, de quien se sospecha que realizó una venta de drogas y cometió varias infracciones de tránsito, estaba beligerante, golpeó a un oficial en la cabeza con el codo y alcanzó el arma de un oficial, calificando la cadena de eventos como “una amenaza para la vida” del policía. “Usaron la fuerza que era razonable, apropiada y justificada en esta situación”, alegó

En cambio Brewington acusó a los oficiales de fabricar una razón para detener a Lazo y usar su autoridad para golpearlo y humillarlo, incluso despojarlo de su ropa y zapatos y golpearlo cuando intentaba huir.

Lindemann dijo que Lazo tenía lesiones superficiales que no requerían hospitalización. Más tarde fue encontrado inconsciente en el piso de una celda y llevado a un hospital cercano donde fue declarado muerto.

Una autopsia determinó que murió de un paro cardíaco “después de un esfuerzo asociado con un altercado físico prolongado con múltiples impactos contundentes”. También se determinó que la obesidad fue un factor en su muerte.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *